P1010755

Jade verde
Es muy apreciado en Oriente, simboliza la sabiduría conseguida en tranquilidad. Es una piedra que protege a quien la lleva de sufrir daño y le aporta armonía. Jade verde calma el sistema nervioso y canaliza la pasión en sentidos constructivos. Puede usarse para armonizar las relaciones disfuncionales.
Ágata musgo
Refresca el alma y permite ver la belleza en todo lo que contemplas. Es una piedra muy optimista y una piedra de riqueza que atrae abundancia. Ayuda a reducir la sensibilidad al tiempo atmosférico. Ayuda a los intelectuales a acceder a sus intuiciones y también ayuda a la gante intuitiva a canalizar su energía de manera practica. Mejora la autoestima. Promueve la autoexpresión y la comunicación.
Libera el miedo y la tensión. Equilibra las emociones, reduciendo la tensión y el miedo. Ayuda a cualquiera que sufra depresión por las circunstancias de la vida o por desequilibrios cerebrales.
Fluorita
La Fluorita es altamente protectora, especialmente a nivel psíquico. Limpia y estabiliza el aura y el cuerpo. Muy eficaz contra las radiaciones de ordenadores y electromagnéticas. Expulsa las energías negativas y tensiones de todo tipo. Es el mejor mineral para superar cualquier nivel de desorganización. Aterriza e integra las energías, promueve la imparcialidad y potencia la intuición. Ayuda a absorber nueva información ya la coordinación física y menta.
Cierre de plata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *