Aceite “Encanto”

aceite de rosa mosquete i cuarzo rosa

Aceite de almendra dulce y rosa mosqueta macerado de cuarzo rosa con aceites esenciales de palmarosa y salvia

Aceite de almendra dulce
El aceite de almendras además de desinflamar y calmar las irritaciones cutáneas, hidrata y suaviza todo tipo de pieles. Se puede aplicar sobre estrías o lugares problemáticos. Resulta muy efectivo para las pieles resecas y ásperas

Aceite de rosa mosqueta
Es altamente recomendable como remedio natural contra las arrugas porque retarda y reduce los signos de envejecimiento prematuro. Atenúa las líneas de expresión. Aporta excelentes resultados en el tratamiento regenerador de la piel, tal como quemaduras, manchas de la piel, cicatrices. Mejora la dermatitis atópica y atenúa los brotes de soriasis.

Cuarzo rosa
Su energía es tan armónica que se le llama la piedra del amor incondicional. Es receptivo, sedante y relajante por lo que va bien para aliviar tensión y relajar el cuerpo físico y la mente. Es un cristal para sanación emocional que puede ayudar a tratar las enfermedades de la piel que tienen su causa en el estrés.

Palmarosa
Estabiliza el sistema nervioso central y ejerce un efecto equilibrarte. Útil en casos de decaimiento, cansancio y cuando los problemas abruman. Eleva y reanima el ánimo. Promueve sentimientos de armonía y paz. Ayuda a aclarar las ideas y aleja los malos pensamientos para permitirnos tomar las mejores decisiones sin quedar estancados en el mismo lugar. Estimula la regeneración celular de la piel y los tejidos. Es útil en el tratamiento de la piel seca, sensible e inflamada, combatiendo los efectos del envejecimiento y arrugas.

Salvia
se utiliza para calmar los nervios, aliviar los síntomas de la depresión. Combate infecciones y reduce inflamaciones. Es poderoso antiarrugas. Alivia la piel congestionada o lesionada y ayuda a la cicatrización de heridas.

Uso
Limpie el rostro, con cuidado. Calienta el aceite con tus dedos y aplíquelo en su cara acariciándose con movimientos de sus manos. Dese masaje hacia arriba. Deslice sus dedos sobre su cara levantando tu piel. Hágalo de manera suave pero firme. Pellízquese entre las cejas. Esto libera la tensión que normalmente se acumula en esta área. Separe las líneas de expresión que están arriba de la nariz usando sus dos dedos índices poniéndolos en el borde interior de las cejas separándolas. Haga pequeños movimientos circulares desde la parte superior del puente de la nariz hacia abajo hacia las fosas nasales con los dedos medios de ambas manos. Pellizque su mandíbula y mejillas. Haga muchos movimientos rápidos y cortos para hacer que la sangre y los nutrientes se muevan a esa parte de la cara. Para finalizar haga algunos movimientos como en principio hacia arriba. Esto ayudará a que se asiente todo en la piel.
Precio:
30ml- 9 euro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *