Alquimia sexual

13432252_1159457430751580_4280453055870867691_n

Cuándo de verdad disfrutamos de la unión entre mujer y hombre, entre la energía femenina y masculina? Leed que nos cuentan esas piedras y Carolina (nombre inventado)
Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a Carolina subiendo una pequeña colina. Llevaba una corona de flores y el vestido largo. Andaba tranquila, recogiendo flores y sintiendo la naturaleza que la rodeaba. Y eso pienso que es “la clave”. Hacía su camino, lo disfrutaba de forma plena, sin exigencias, sin prisa, sin juzgas a si misma y lo que le rodeaba. Así de simple- hacia su camino. En un momento se vio entre los arboles un circulo de piedras y allí entre ellas la esperaba un hombre muy guapo. Resulta que sabía que la iba a esperar. Era una cita. Se acercaron uno al otro. Él la abrazó, con tanto cariño y dulzura que ella se fundió en sus abrazos…Aunque ya no lo vi, hicieron el amor entre esas preciosas rocas que os rodeaban. Eso me conto Carolina y la piedra grande que veis a la izquierda, que mantenía esa preciosa energía que se creó entre ellos. Y dijo: La alquimia sexual, es la alquimia de unidad, de la vuelta a la fuente. Es la unión, no solo de dos cuerpos sino de dos energías que junto crean un ser pleno, un ser cumplido. No olvides de tu cuerpo es un templo. Es tu cuerpo que puede hacer milagros, es tu cuerpo físico y te lleva a que se manifieste tu espíritu, tu magnitud. Es la unión física plena y juguetona que despierta la Kundalini y te lleva a lo que buscar- felicidad. Es mucho más simple de lo que te parece y por eso a veces más complicado.
Pregunté a las dos piedras pequeñas que mensaje la querían dar a Carolina y me pereció que de repente cambió la perspectiva y vi la Tierra desde arriba. La planeta azul. Las piedras dijeron: Eres un ser de las estrellas. Eres un ser delicado y luminoso. Levas dentro la sabiduría que brilla como diamante y nunca se apaga. Lo que juntas queremos ofrecerte es la consciencia de tus orígenes pero anclada en Aquí y Ahora, en la Tierra, en tu cuerpo y tu ADN. En la Gaia donde elegiste encarnar una y otra vez… Es ahora que brilles y disfrutes de esa vida. No des vueltas hazlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *