Amigos cristalinos

Estaba pensando como explicaros la manera que utilizo para conectar con vosotros para encontrar las piedras adecuadas. Suelo escribir vuestros nombres y apellidos en un papel y luego lo pongo en la mano de tal forma que la escritura toca la palma de mi mano. Luego cojo piedras en la otra y siento si se atraen o no. Pero me intrigaba qué de verdad pasa cuando tengo vuestros nombres en mi mano. Y pienso que lo he descubierto leyendo el libro de Masaru Emoto “Mensajes del agua”. Allí encontré ese experimentos . Masaru Emoto pegaba los nombre de las personas al frasco de agua , luego la congelaba y hacía fotos de cristales de agua. Resultó que cada uno era diferente y especial. Y pienso que justo eso pasa cuando trabajo. Vuestro nombre, de vedad, me hace resonar con vuestro cristal. Con el cristal que sois. Cada uno especial. Cada uno precioso y tal como copos de nieve irrepetible. Y así puedo encontrar otros cristales que resuenan con vosotros. Encontrar vuestros amigos cristalinos.
Me encanta la idea que sois cristales andantes.
Pues os deseo hoy un día cristalino. Un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *