Aterriza

Cornalina

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación entre Gloria y ese colgante, me pareció verla sentada pero al principio no sabía donde. Finalmente la vi sentada en las nubes mirando abajo. A su lado aparecieron las energías de las piedras y se sentaron con ella. Con una voz suave dijeron: “Mira, cuantas posibilidades”. Y ella respondió: “Pues, yo solo veo las nubes….” Las piedras propusieron: “Soplamos?” Y todos soplaron, tal como se hace cuando apagas las velas del pastel de cumpleaños. Y las nubes se fueron. Las piedras repitieron: “Mira, cuantas posibilidades” Pero Gloria seguía insegura diciendo: “Sí, pero desde arriba no las veo bien”. Y las piedras le respondieron: “Pues, bajamos”. Le prepararon ala delta y poco a poco empezó a planear y descender. Para aterrizar elegió un campo lleno de olivos. Ya abajo, se tumbó y observó el cielo. Las piedras le dijeron: “Es aquí donde deberías empezar el viaje. Desde la Tierra hacia el cielo no al revés. Desde la raíz crece el árbol para dar frutos. Si te desconectas de la Tierra todo parece confuso. Pon los raíces y todo va a ser natural, ni siquiera tendrás que pensar. Te acompañará el buen discernir.” Y desde el sacro de Gloria se creó un vinculo luminoso con la Tierra. Sentía yo una energía muy poderosa que se despertó en su sacro, centrando su atención en aquí y ahora. Porque todo es más simple de lo que parece….Solo hay que bajar de las nubes…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *