Chacras y sus piedras V

P1010993

El chacra corona, situado justo encima de la cabeza, el aura del chacra corona es de color violeta o purpura. Controla y equilibra el sistema de los chacras en general y canaliza la energía vital universal hacía el organismo. La piedra correspondiente : cuarzo y sugilita

El chacra tercer ojo, se encuentra debajo del centro de la frente, justo encima y entre las cejas y es nuestro “ojo interno”. Su color es el índigo , y como el chacra corona, se relaciona con las glándulas pineal y pituitaria. La piedra correspondiente: lapislázuli

El chacra garganta se asocia con el flujo libre de la comunicación en todos los niveles. Facilita la expresión y la creatividad personales, permitiéndonos escuchar, aprender y enseñar. Su color es azul celeste. La piedra correspondiente: amazonita

El chacra corazón, situado en el punto medio del sistema de los chacras, el centro del corazón se relaciona con el color verde porque es el color central en el espectro de la luz. Es un lugar de equilibrio y armonía en todos los sentidos. La piedra correspondiente: peridoto

El chacra plexo solar favorece la sensación de identidad y de poder personal. Es “ la central eléctrica del organismo”. Relacionado físicamente con los sistemas nervioso e inmunológico y con el aparato digestivo. La piedra correspondiente: citrino

El chacra sacro se encuentra entre el ombligo y la parte delantera de la pelvis, en los huesos púbicos. Físicamente se relaciona con órganos reproductores y con el aparato excretor. Las piedras de color anaranjado equilibran este chacra de un modo natural. La piedra correspondiente: cornalina

El chacra raíz, desde el punto de vista esotérico, el primer chacra es la raíz de color del loto, cuyos mil pétalos florecen en la corona. Es la base y el apoyo de nuestro complejo sistema físico, mental y sutil, la fuente de nuestra energía primordial. Piedra correspondiente: coral

El chacra estrella de la Tierra situada a unos quince centímetros por debajo de los pies. Los dos chacras de las plantas de los pies y “La Estrella de la Tierra” forman un triángulo que canaliza las energías espirituales en el cuerpo físico y las dirige hacia el centro de la Tierra (núcleo fundido de la Tierra). El cristal utilizado par activar/iniciar “La Estrella de la Tierra” es la Hematite, “piedra” compuesta de hierro. La Hematite “cargará” la sangre con suficiente hierro como para que el Cuerpo de Luz se pueda arraigar al núcleo magnético del centro de la Tierra a través del hierro de la sangre y el magnetismo terrestre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *