Colgante de Ágata Musgo, Jaspe Rojo y Caduceo

Colgante de Ágata musgo, jaspe rojo y caduceo

Conocéis el Caduceo? Para decir la verdad me sorprendió bastante. Lo confundía con la Vara de Esculapio. Os pongo el resumen de lo que he encontrado sobre ese símbolo.

Caduceo
La palabra caduceo deriva del griego kadux que significa heraldo o embajador y era el atributo propio de Mercurio, mediador entre los dioses y los hombres. En realidad podemos encontrar este símbolo en manos de diversas deidades de características muy parecidas en todas las civilizaciones. Las dos serpientes enrocadas que se miran cara a cara nos hablan del conocimiento, la prudencia, la vida, regeneración y salud. Es el equilibrio de fuerzas opuestas. El caduceo es el símbolo de paz, de concordia, de organización, armonía y fuerza. Capaz de organizar el caos, transmitiéndonos el camino a seguir en los ciclos y cambios de la vida.

En la foto le acompaña Ágata Musga y Jaspe rojo
Ágata Musgo
Refresca el alma y permite ver la belleza en todo lo que contemplas. Es una piedra muy optimista y una piedra de riqueza que atrae abundancia. Ayuda a reducir la sensibilidad al tiempo atmosférico. Ayuda a los intelectuales a acceder a sus intuiciones y también a la gante intuitiva a canalizar su energía de manera practica. Mejora la autoestima. Promueve la autoexpresión y la comunicación. Equilibra las emociones, reduciendo la tensión y el miedo. Ayuda a cualquiera que sufra depresión por las circunstancias de la vida .

Jaspe Rojo
Es una piedra de salud, que robustece y desintoxica el sistema circulatorio, la sangre y el hígado. Limpia y estabiliza el aura, y fortalece tus limites. Transmite coraje y energía para acometer acciones, y ayuda a comprender las situaciones más difíciles. Activa las energías dinámicas que residen en nuestro interior, para conseguir nuestros objetivos. Ayuda a la mujer en todos los estados de su condición femenina y actúa reforzando los procesos corporales, insuflando vigor y energía para superar las muy diferentes fases y tareas que su sexualidad conlleva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *