Colgante de lapislázuli, turquesa, cornalina

angel, lapislazuli, turquesa, cornalina

Lapislázuli
Estimula la iluminación. Libera rápidamente el estrés, trayendo una paz profunda. Es una piedra protectora que contacta con los espíritus guardianes. Reconoce el ataque psíquico, lo bloquea y devuelve la energía a su fuente. Armoniza los niveles físico, emocional, mental y espiritual. Fomenta la autoconciencia y permite la autoexpresión. Ayuda a afrontar la verdad. Ayuda a expresas las opiniones y armonizar el conflicto. Enseña el valor de la escucha activa. Disuelve la tendencia al martirio, la crueldad y el sufrimiento.
Turquesa
Es sanadora muy eficaz que ofrece bienestar al cuerpo y solaz al espíritu. Es una piedra protectora. Fomenta la sintonía espiritual y potencia la comunicación con los mundos físico y espiritual. Disipa las energías negativas y limpia bruma electromagnética, proporcionando protección contra los polucionantes del medio ambiente. Es una piedra empática y equilibradora. Promueve la autorealización. Ayuda a resolver problemas creativamente. Calma los nervios cuando uno tiene que hablar en publico. Disuelve la actitud de mártir o el autosabotaje. Aporta calma interna. Es una piedra excelente para tratar estos de agotamiento, depresión o ataques de pánico.
Cornalina
Restaura la vitalidad y la motivación. Estimular la creatividad. Es capaz de limpiar otras piedras. Fomenta las elecciones de vida positivas. Disipa la apatía y motiva para el éxito en los negocios y otros asuntos. Supera condicionamiento negativo y fomenta firmeza. Afila la concentración y disipa el letargo mental. Es una poderosa protectora contra la envidia, la rabia y el resentimiento, tuya o de otras personas. Calma el enfado y disipa la negatividad emocional, reemplazándola por amor a la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *