Conjunto personalizado para el coche

Este conjunto ya tiene su dueña. Va a acompañarla en su coche. Qué os parece?
Amatista
Gema del rayo violeta, simboliza el poder de trasmutación y el desarrollo espiritual. Tiene grandes poderes curativos y limpiadores. Protege del ataque psíquico, transmutando la energía en amor. Supera adicciones y bloqueos de todo tipo. Es benéfica para la mente, relajándola o estimulándola, según resulte adecuado. Potencia la asimilación de nuevas ideas y conecta la causa con el efecto. Facilita el proceso de toma de decisiones. Potencia la memoria y mejora la motivación. Disipa la ira, la furia, el miedo y la ansiedad. Aliviando la tristeza y la pena, ayuda a integrar las perdidas. Abre a la intuición y refuerza los dones psíquicos.
Granate
Es energetizante y regeneradora. Alivia la desarmonía emocional. Es útil en los momentos de la crisis. Fortalece, activa y robustece el instituto de supervivencia, llevando coraje y esperanza a las situaciones aparentemente desesperadas. Activa a otros cristales, ampliando su efecto. Ayuda a abandonar las viejas ideas obsoletas. Abre el corazón y otorga confianza en uno mismo.
Coral
Fue considerado por mucho tiempo como talismán poderoso que podía ayudar a dejar de sangrar, proteger de los malos espíritus y fuerzas ocultas. Da una gran protección mágica. Esta capacidad resulta de elevar las vibraciones positivas por encima de las vibraciones de las energías negativas. Disipa el miedo. Brinda a quien lo porta seguridad, confianza y alegría.
Angelita
Es una piedra de las “piedras de la conciencia” para la Nueva Era. Aporta paz, tranquilidad y calma. Como su nombre sugiere facilita el contacto consciente con el reino angélico. Potencia la comunicación telepática. Es una piedra poderosa para sanadores porque profundiza la sintonía y eleva la percepción. Ofrece protección para el cuerpo. Ayuda a decir la verdad, cualquiera que ésta sea y al mismo tiempo a ser compasivo. Enseña a aceptar las cosas, especialmente aquellas que no se puede cambiar.
Jade Verde
Desde la más remota antigüedad, el jade ha sido considerado como una de las piedras más apreciadas de la naturaleza. Para los antiguos chinos, era la piedra que simbolizaba la fuerza de la vida, la buena fortuna y la sabiduría conseguida en tranquilidad. Es una piedra que protege a quien la lleva de sufrir daño y le aporta armonía. Jade verde calma el sistema nervioso y canaliza la pasión en sentidos constructivos. Puede usarse para armonizar las relaciones disfuncionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *