Cuando no puedes más….

2016-03-10 10.24.22

Después de pedir permiso para abrir el canal de comunicación me pareció ver a Juana ( ya sabéis que no es el nombre real) llorando entre los escombros de su casa. No sentía yo tristeza …era como cansancio mezclado con impotencia…. como si no pudiera más. Las piedras acudieron rápido. La energía de los tres se colocó, a la izquierda de su cuerpo, un poco por debajo de las costillas. Cada uno a su manera hacia la sanación de esa zona. La Amatista hacia un remolino de color violeta, el Cuarzo ahumado ponía su preciosa luz que ilumina todo lo negro, y Cuarzo Turmalinado renovaba las células. Tengo que reconocer que sentía mucha energía desfavorable. Me era difícil de concentrarme. Pero las piedras seguían con su trabajo. Cuando terminaron se creo un campo de luz preciosa. Y entonces vino toda la manada de lobos. Rodearon a Juana . Traían consigo gran fuerza, gran protección. Daban vueltas alrededor de ella, mostrando los dientes a las energías que yo no veía pero sentía… Era muuuy poderosa su protección. Como si aullaran a todo el universo : “Juana forma parte de nuestra manada. No te acerques si no tienes buenas intenciones.” Empezaron a aullar todos. Era impresionante. Y pasó algo bonito. Juana, se puso de pie, muy anclada en la Tierra y aulló también. Ya no era la mujer que llora. Era la mujer fuerte, una mujer loba .
En la foto colgante de Cuarzo Ahumado, Amatista, Cuarzo Turmalinado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *