Las mágicas barrigas de las madres

sistema crystal Turquesa y Zafiro

Hace unos idas hice la primera sesión para una embarazada. Muchas mujeres me escriben o vienen a mi tienda buscando piedras para fertilidad o las piedras que les acompañen en ese tiempo cuando el niño todavía forma parte de su cuerpo físico. Me siento siempre muy orgullosa de poder de alguna manera facilitar lo que necesitan en esos procesos que a veces ni son fáciles y casi nunca simples. Os quiero contar esa sesión para que todos nos demos cuenta de lo sagrado es el cuerpo de una madre.
Como sabéis, en la sanación con los Código Luz que hago, trabajo con dos frecuencias -Turquesa y Zafiro. La vibración de los Códigos Zafiro, que son Pilares de la Consciencia, está en custodia de la Tortuga Abuela. Durante la sesión suelo verla en el santuario de piedras rodeado por todos los Códigos. Esa vez vi el código Fuerza Interior, que activamos, un poco por encima de la chica y arriba el caparazón multidimencional de la Tortuga Abuela. Era como si lo viera por dentro. Y allí en su oscuridad brillaban las estrellas. Veía el precioso universo que planetas, estrellas, galaxias y lunas recogido en ese precioso caparazón. La sensación de paz, orden, armonía inundó mi corazón. Helena ( nombre inventado) parecía flotar un poco por debajo de ese firmamento de la Tortuga Abuela nutriéndose de la vibración del Código Fuerza Interior.
De repente sentí al bebe. Por encima de él se veía también el maravilloso cielo estrellado, lleno de todas las posibilidades, lleno de todas las mapas del universo necesarios para el futuro aventurero. Estaba igualmente flotando como su madre pero por encima de él no estaba la Tortuga Abuela. Su firmamento creaba la barriga de su madre. Que le contenía. Que le maravillaba. Que le nutría.
La mágica barriga de su madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *