No juegues que estás muerta ni de broma!

2016-03-31 10.26.50

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a Cristina (nombre inventado) sentada en un pasillo. Tenia aspecto de un pasillo del viejo hospital. Una muy larga fila de sillas al lado de la pared y ella sentada en una de ellas y otras todas vacías. De repente empezaron a llenarse de la gente, pero no eran las personas como ella. Eran como las sombras de las personas, que charlaban animadamente pero tenían colores mucho más apagados y a demás eran un poco traslucidas. Se acercó a Cristina una monja, vestida en blanco ( era la energía de Piedra Luna) . Cristina en ese momento, tenia cuerpo de una niña de siete u ocho años, cayó al suelo. De repente todas esas personas sombras que estaban sentadas preguntaron asustadas a la monja: está muerta?” Cristina no se movía y todos empezaron a inquietarse…. De repente comenzó a reírse. Todo fue una broma. Era curioso porque las fantasmas se asustaron de verdad… Una abuelita de colores deshechos le dijo: “Pero niña, es que los muertos somos nosotros! No nos asustes! Estamos aquí solo para que te dieras cuanta que no necesitas esperar, que no tienes que estar en la cola porque ese espacio es tuyo, no nuestro… Espabílate..”
La monja Piedra Luna le cogió a Cristina de mano y la condujo hacia la puerta que parecía consulta de un doctor. Al entrar, en la mesa estaba sentado un hambre mayor. Me pareció que era, ni mas ni menos, Dios. Bueno, la presencia de la fuerza superior, amor, armonía, fuente, da igual como lo percibes y nombras tú. La primera o la ultima instancia, la fuerza a la que te diriges cuando estás mal. Cuando Cristina entró, ese hombre la miro y dijo:” Sabes que tenían razón, verdad? No tienes que esperar. Mira.” E hizo un golpecito con los talones como lo hacia Doroty en el Maravilloso mago de Oz y toda su consulta y el viejo hospital se convirtieron en un precioso prado. Dijo:” Ahora conéctate con la alegría de Cornalina, de su fuego que trasmuta, que libra que conecta con tu fuerza y con la Tierra. Vives para ser feliz, ser libre. Has encarnado para vivir. …. y no juegues que estás muerta ni de broma…
En la foto colgante de Piedra Luna y Cornalina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *