Pendientes de Lapislázuli

2015-11-27 11.21.17

“Yo no tengo dueño y tú?”
Recuerdo que una vez en los talleres de la escuela Entrespecies, Mariví Simona nos comentó el mensaje de la Obsidiana que le preguntó: Yo no tengo dueño y tú? Algo muy parecido me pasó hace tiempo durante una sintonización entre unos pendientes de Lapislázuli con una chica que me dijo que sentía una fuerte conexión con Antiguo Egipto y todo su arte e historia. Y efectivamente lo primero que sentí después de pedirle permiso para abrir el canal de comunicación entre ella y las piedras, era su energía pero de la otra vida, una vida que pasó en Egipto como una sacerdotisa. Me gritó: arrodíllate!. Me sorprendí mucho pero al mismo tiempo ese grito me pareció muy divertido. En ese espacio sin tiempo que se crea durante las comunicaciones todos somos iguales. Puede que no me diera permiso pero obligarme a arrodillar me pareció tan abstracto que me dio mucha risa… Pero no a las piedras. Cuando pregunté a las piedras que le podían aportar se negaron a hablar. Dijeron: “así no, no somos esclavos, somo amigos, trátenos con respeto como nosotros te tratamos. Así no.” y cortaron comunicación. Pienso que es un mensaje muy importante. No se trata de servir siempre incluso cuando alguien nos utiliza o incluso desprecia… Así no… Yo no tengo dueño y tú?

En la foto pendientes de Lapislázuli, cierre de plata
Precio: 15 euros
Envío :4 euros, carta certificada
Limpieza energética, sintonización y comunicación entre la persona y el mineral: 10 euros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *