Piedras de buena suerte y mano de Fátima

P1010895

Jade
Es el símbolo de la rectitud y la inmortalidad. En la India sólo era permitido que la usaran los hombres de integridad y de carácter moral. En el Japón es considerado como sagrado. En China existe creencia que el jade es el esperma deshidratado de los mágicos y protectores dragones. El dragón es el símbolo de la sabiduría, la protección y la nobleza de corazón. Para los Mayas poseía un origen extraordinario: le atribuían la esencia del origen de la vida en La Tierra, esencia que una vez había dado paso a la formación de todas las cosas, y que después de la creación del mundo se solidificó en forma de este peculiar mineral verdoso.
Cuarzo ahumado
excelente para eliminar la negatividad y la energía negativa de todo tipo y los transforma en energía positiva. Es una piedra muy protectora y de toma de tierra. Atrae prosperidad, abundancia y buena suerte. Las antiguas tradiciones consideran este cristal como amuleto neutral contra los engaños, las traiciones y las mentiras.
Cuarzo
Se recomienda tener una piedra de cuarzo cerca de la cama para alejar las pesadillas nocturnas y lograr sueños tranquilos. Atrae buena suerte.
Granate
Predispone a la fidelidad en el amor y favorece las uniones duraderas. Se utilizaba contra la impotencia y la frigidez. Aporta fuerza y optimismo. En la Edad Media se usaba para realizar talismanes de protección. Es una de la piedras sagradas de Oriente.
Pirita de hierro
Es un excelente escudo energético, bloquea las energías negativas y los polucionantes. Es una de las piedras de la prosperidad y desde tiempos ancestrales ha sido considerada por las tradiciones chamánicas como una piedra muy valiosa que aporta valor y coraje.
Amatista
según algunas tradiciones aleja los miedos e incremente la actividad intelectual y la conciencia. Es “piedra del amor” porque, según se cuenta, San Valentín la llevaba consigo, y se considera que da buena suerte en el amor y es uno de los mejores obsequios que pueden ofrecerse los amantes. También se piensa que previene la pérdida de energía, aumenta la vitalidad, fortalece el intelecto, contrarresta los pensamiento inmorales y da buena suerte en los negocios.
Mano de Fátima
La Mano de Fátima protege de todo mal deteniendo con la palma de la mano todas las influencias negativas que puedan surgir, protege de las enfermedades y atrae la buena suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *