Prasiotrino

13239093_1147115965319060_3644441650440954392_n

Esta preciosa piedra es alma dorada de la familia Prasiotrino. Es una piedra muy especial para mí. Con ella hice mi primera comunicación. A demás era la comunicación para mí , y como sabéis, me es muy difícil, hacer comunicaciones con mis piedras. Cuando me conecté con ella vi cueva. En medio de ella ardía un fuego de una hoguera. A su luz vi a dos personajes. Vi a un hombre, por lo menos así me perecía aunque no se veía su cara. La hoguera daba bastante luz pero él estaba en la sombra. Le cubría piel del lobo. Incluso encima tenía la cabeza del lobo, que le daba todavía más sombra a la cara. Estaba sentado.
Tumbado, apoyando la cabeza en sus piernas, estaba un luminoso ángel. Con las alas grandes. Brillante como un diamante. Estaba llorando. El hombre lobo le acariciaba. Le daba fuerzas, le escuchaba…. Era la sombra que acogía a la luz. Y era justo la sobra del hombre lobo que más entendía y más fuerza le daba a la luz de ese precioso ángel.
Ahora esta preciosa piedra me hace conexión con mi cristal lemuriano, de una vida que pase en esa preciosa isla.
Doy gracias a Antonio Velasco Fuentes quien me trajo esta piedra.
Doy gracias a Mariví Simona la cuanl me enseñó a hablar con las piedras.
Doy gracias a Kai que me ayudó a conectar con mis memorias.
Y doy gracias a todos vosotros que me leéis ahora por acompañarme en mi camino.
Que las sombras acaricien nuestra luz. Así nos haremos más fuertes. Fuerza y vida.
Un fuerte abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *