Pulsera con ámbar, labradorita y lava volcanica

Ámbar
Es resina de árbol solidificada y fosilizada. Tiene intensas conexiones con la tierra. Es una poderosa sanadora y limpiadora que aleja las enfermedades del cuerpo. Absorbe las energías negativas y las transmuta en fuerzas positivas que estimulan la autosanación corporal. Es una poderosa protectora. Aporta estabilidad a la vida, pero también motiva. Puede ayudar a contrarrestar tendencias depresivas o suicidas. Estimula el intelecto. Favorece la paz y desarrolla la confianza.

Labradorita
Es altamente mística y protectora, portadora de luz. Eleva la conciencia y conecta con las energías universales. Desvía las fuerzas no deseadas del aura e impide los goteos energéticos. Es una piedra de sabiduría esotérica que facilita la iniciación a los misterios. Alinea los cuerpos físico y etérico. Estimula la intuición y los dones psíquicos. Disipa los miedos y las inseguridades. Fortalece la fe en el yo y la confianza en el universo. Es una piedra de transformación, prepara el cuerpo y el alma para el proceso de ascensión. Calma la mente hiperactiva y energetiza la imaginación.
Lava volcánica
La lava volcánica transmite al organismo energía y calor, con esto se relaja el cuerpo, se elimina la tensión, fluye la energía, y se ilumina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *