La Madre Equina

crisotila, rodonita


Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a Mar cabalgando en un caballo blanco, precioso. Lo estabas disfrutando pero en un momento como si se hubiera despertado y se hubiera dado cuenta que hacía.
Frenó de golpe y bajó del caballo. Y se arrodilló. Con la cabeza agachada dijo: “Perdona! No me he dado cuanta quien eres. Eres la Madre Equina!”.
La Madre Equina la miró y dentro de su ser, Mar oyó sus palabras
”Levántate. Un gran problema de muchos de vosotros es que os perece que sois inferiores de mí. Y así, os alejáis de mi magia. Pensáis que sois inferiores de otros, menos despiertos, menos dotados, menos guapos…. Cierra los ojos y siente. Qué ves?”
Lo que sintió Mar era un gran amor. Gran amor que no entiende las palabra “más” ni la palabra “menos”. Mar se vio a si misma abrazando a la Madre Equina. Ese abrazo, esa unión, fusión le hizo posible sentir que no había diferencias entre ellas. En ese momento, de repente, se le abrieron a Mar unas preciosas alas blancas. Fue como si se hubiera roto un escafandra que las retenía y empezó a brillar. La Madre Equina la invitó a que subiera para continuar a cabalgar juntas. En un segundo pensé que otra vez iba a negarlo pero finalmente lo aceptó. Era una imagen impresionante. Mar con sus alas grandes, tan blancas como La Madre Equina.
Me pareció que esas piedras hicieron posible ese reencuentro. Crisotila con su especial don que conectar con el mundo mágico de la naturaleza y Rodonita que le ayudó a dejar la inseguridad y dudas.

Te cantamos a través de esta piedra

13263828_1143667272330596_7370235083813297954_n

Hoy quiero compartir con vosotros una comunicación que hice ayer con un colgante de Crisotila parecido al que veis en la foto.
Después de pedirte permiso para abrir el canal de comunicación vi a Teresa de pie, en una plataforma de piedra rodeada por personas, como sacerdotes, en algún sitio que tenía forma de circulo creado por las piedras. Era un ritual de iniciación. Se veía la luna pero me parecía que lo importante eran las planetas, no la luna. Era un momento especial desde el punto de vista de astrología. Pregunté porque venía ese recuerdo. Seguramente todos hemos pasado por varios rituales durante nuestras vidas y quería saber porque le venía justo ese recuerdo, de esa encarnación. El paisaje cambió. La vi en el bosque entre preciosa vegetación y los elementales. Los sentía más que veía. Era una consciencia que la rodeaba. Teresa la entendía, la sentía muy profundamente. Los elementales dijeron: ”Estaremos contigo siempre. Ahora nos sientes en su interior pero vendrá tiempo que no lo recordarás. Pero será una ilusión. El tiempo no existe. Te hablamos ahora como lo haremos en todas tus vidas, en todos los tiempos de la misma manera. Queremos dejar nuestra huella para que puedas recordarlo siempre”. La abrazaron. Era un abrazo muy mágico, muy intimo, que dejó la imprenta en sus células. El cuerpo era y es , no mente, el que tiene acceso directo a todo este amor, y el entendimiento que conlleva. Pregunté que tenia que hacer Teresa para recordarlo. Y esa preciosa consciencia elemental respondió: “Le cantamos a través de esta piedra. Escucha la piedra Teresa. Te cantamos a través de ella.

“Me llamo Dorota y no me apetece verte más”

2016-01-18 12.49.25

Las energías que me dan mucho respeto no son los monstruos que solemos tener bien escondidos en nuestro interior y que nos dan tanto miedo. Estos siempre si los iluminamos se transforman en fuente de nuestra sabiduría y apoyo, incluso empiezan a darnos mucha risa. Las energías de los que quiero hablar hoy suelo percibir muy… como decirlo, a veces incluso atractivas pero al mismo tiempo muy frías, penetrantes. Nunca los relaciono con personas concretas. Os quiero contar esa comunicación porque aunque esas energías me dan tanto respeto, no es tan difícil protegernos de ellas.
Después de pedir permiso para abrir el canal de comunicación me pareció ver a una mujer bajando de una colina. Tenía yo la sensación que estaba volviendo de un lugar donde había hecho un trabajo que le había costado conseguir y estabas contenta de si misma por haberlo logrado. De repente, desde entre los arboles que rodeaban el camino salió un hombre. Sentía yo que representaba una energía desagradable incluso peligrosa. Como si le asechara. Ella de repente se hizo muy pequeña. No le miraba a los ojos, como si tuviera miedo de provocarlo. Intentaba pasar de un lado, después del otro pero ese hombre no le dejaba. Pedí a la Crisotila ( parecida a la de la foto) que le ayudara. Del bosque salieron unos elementales. Eran bastante grandes, como unos arboles andantes. Le dijeron al hombre que le dejara pasar y él finalmente se apartó para que pudiera seguir andando pero le seguía mirando. Con mirada fría y penetrante. Me parecía que esa energía aunque esa batalla había perdido le iba a seguir. Pues, pedí a la Crisotila que le trasmitiera su sabiduría para que pudiera defenderse sola, en todos los momentos. Su reacción era instantánea. Dio la vuelta, volvió a ese hombre. Le miró a los ojos y dijo con toda la fuerza , bien alto y decidida: “Soy ( aquí dio su nombre y apellido). No me apetece verte más ”. Y ya está, así de simple. Esa energía tan desagradable se fue y ella se sintió, fuerte, segura y poderosa.

Colgante soutache de Crisotila y Unakita

colgante soutache de Crisotila

Crisotita / Crisotila
Se dice que en se puede ver antiguos escritos en su interior que la vinculan con el conocimiento de las eras. Es una piedra chamánica que te acompaña en la aventura del viaje en lo profundo de ti mismo donde tu animal de poder está esperando a darse a conocer para que puedas aprender de su sabiduría. Esta poderosa piedra te ayuda a eliminar los residuos del pasado. Es una piedra de integridad y honestidad. La crisotila te muestra donde tratas de controlar a los demás, ayudándote a soltar el control mientras diriges tu propio destino.
Unakita
Es una piedra de visión. Equilibra las emociones con la espiritualidad. Facilita el renacimiento. Tanto si la alteración tuvo su origen en pasado lejano como el pasado cercano, la unakita llega a su causa raíz a cualquier nivel que ocurra, sacándola a la superficie para que pueda ser transformada.
Técnica del soutache
Precio: 33 euros
Envio: 3 euros

Colgante de Crisotila

Crisotila, crisotita

Crisotita / Crisotila
se dice que en se puede ver antiguos escritos en su interior que la vinculan con el conocimiento de las eras. Es una piedra chamánica que te acompaña en la aventura del viaje en lo profundo de ti mismo donde tu animal de poder está esperando a darse a conocer para que puedas aprender de su sabiduría. Esta poderosa piedra te ayuda a eliminar los residuos del pasado. Es una piedra de integridad y honestidad. La crisotila te muestra donde tratas de controlar a los demás, ayudándote a soltar el control mientras diriges tu propio destino.
Precio: 8 euros
envio 3 euros