Saquito ” Calma”

saquito de piedras calmantes

Amatista
Su vibración es relajante y calmante. Siendo una tranquilizante natural, bloquea las tensiones geopática y las energías ambientales negativas. Equilibra “subidas”y “bajadas”, favoreciendo el centramiento emocional. Disipa la ira, la furia, el miedo y la ansiedad. Aliviando la tristeza y la pena. Ayuda a integrar las pérdidas.
Piedra luna
Es una piedra reflexiva y nos recuerda que, como la luna crece y mengua, todo forma parte de un ciclo de cambios. Es armonizadora en procesos de desasosiego, inquietud, preocupación, tristeza, sentimientos de pérdida. Su efecto más poderoso es el calmar las emociones. Alivia la inestabilidad emocional y el estrés.
Sodalita
Ayuda a dejar atrás los pensamientos y sentimientos que, si bien nos provocan estrés, son parte del pasado. Sirve también para que podamos expresar algunas cosas que ocultamos en la vida cotidiana, pero que nos causan molestia. Calma la mente. Aporta equilibrio emocional. Potencia la autoestima, la autoaceptación y la confianza de uno mismo.
Ágata musgo
Como todos los minerales verdes, el ágata musgo emite una vibración calmante. Sintoniza con las fuerzas de la naturaleza permitiendo el arraigo en el aquí y ahora cuando todavía no ha llegado el momento del traspaso. Estimula las glándulas suprarrenales. Eficaz en el estrés y en el cansancio extremo.
Amazonita
Es un a piedra extremadamente relajante. Alivia el celebro y el sistema nervioso, y alinea de cuerpo físico con el etérico, manteniendo una salud óptima. Alivia los traumas emocionales, calmando la preocupación y el miedo. Disipa la energía negativa y el enfado.
Precio: 8 euros

Pendientes con labradorita, peridoto y piedra luna

Peridoto / Olivina
Es una piedra protectora para el aura. Libera y neutraliza las toxinas a todos los niveles, purifica los cuerpos físico, sutil, y la mente. Disuelve las cargas, la culpabilidad y las obsesiones. Ayuda a entender su destino y su propósito espiritual. Alivia los celos, el resentimiento, el despecho, la cólera, y reduce el estrés. Potencia la confianza y la asertividad sin agresión. Ayuda introducir los cambios necesarios. Disipa el letargo. Ayuda admitir sus propios errores y seguir adelante.

Piedra luna
es un mineral de “los nuevos comienzos”. Está fuertemente conectada con la Luna y activa la intuición y la empatía. Mineral reflexivo que nos recuerda que todo forma parte de un ciclo de cambios. Su efecto más poderoso es calmar las emociones y disolver los patrones antiguos para que puedan ser resueltos. Hace consciente el inconsciente. Está llena de energía receptiva. Equilibra las energías masculina y femenina. Abre la mente a la sincronicidad y mejora la inteligencia emocional. Muy poderosa para el ciclo menstrual, aliviando las dolencias relacionadas. Vinculada a la glándula pineal, equilibra el sistema hormonal.
Labradorita
Es altamente mística y protectora, portadora de luz. Eleva la conciencia y conecta con las energías universales. Desvía las fuerzas no deseadas del aura e impide los goteos energéticos. Es una piedra de sabiduría esotérica que facilita la iniciación a los misterios. Alinea los cuerpos físico y etérico. Estimula la intuición y los dones psíquicos. Disipa los miedos y las inseguridades. Fortalece la fe en el yo y la confianza en el universo. Es una piedra de transformación, prepara el cuerpo y el alma para el proceso de ascensión. Calma la mente hiperactiva y energetiza la imaginación.

Cierre de plata