Solo te pido que me recuerdes

Este precioso Cuarzo tiene su secreto. Si queréis conocerlo, leed la comunicación que hice con él.

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación me pareció ver a un hombre, que pensé que era la energía del Cuarzo, y a R- la chica a la que hacía la comunicación. Estaban sentado uno enfrente del otro. Era algo desafiante en sus miradas. Aunque sentía mucho amor entro los dos, algo se me escapaba. Algo sutil. Era como si se retaban. En algún momento el hombre resopló de una manera muy curiosa. Parecía un sonido de algún animal. Pregunté si me podría mostrar su verdadera forma. Y en ese momento se convirtió en un dragón. Intentó sentarse en la silla, pero ella se rompió. Parecía muy desanimado, como si tuviera que retener las lágrimas. Puso su gran cabeza en la mesa, sin mirar a R. Ella estaba desconcertada. De él emanaba una tristeza o más bien una nostalgia. Sentí ganas de cantar. Empecé a grabar un audio de los sonidos que me venían. Después de unos minutos. Me pareció ver a Sara, encima de su dragón. Estaban volando entre las nubes. Llegaron a un pueblo. Parecía un pueblo del norte. Lleno de nieve, de casas de madera, con un puerto. Sentí que ese era el lugar donde habían vivido juntos R. y el dragón hace mucho, mucho tiempo atrás. Se fueron a una casa. Allí dentro, con el fuego encendido, hacía calor agradable. Había suficiente espacio para un dragón que parecía muy contento. R. estaba sentada en el suelo. El dragón puso su cabeza en sus piernas y se durmió, como si fuera un gatito feliz.
Otra vez los sentí aquí y ahora. El dragón miró en los ojos de R. de ahora y le dijo: “ Solo te pido que lo recuerdes! Te hecho mucho de menos. Sé que ya no eres ( aquí dijo un nombre que supongo que era el nombre de R. de aquellos tiempos) y yo no soy ese dragón. Pero te sigo queriendo tanto como en los viejos tiempos. Y el tiempo de verdad no existe. Mira, yo sigo a tu lado. Ahora llego a tus manos en forma de ese precioso cuarzo. Pero soy yo. Solo te pido que me recuerdes! Ahora eres R., pero como R. también puedes disfrutar de esos viejos tiempo. Como si estuvieras mirando un álbum de fotografías. Todo lo que habíamos aprendido juntos, está guardado en tus células. Vuelve a mí siendo R. de ahora. Podemos emprender muchas aventuras tal como antes sin que te desconectes de Aquí y Ahora. No tengas miedo! Yo te traigo toda la magia que no tiene tiempo. Que la vivas Aquí. Que la vivas en el cuerpo de R. Solo te pido que me recuerdes!”
…………………………….
Si deseas que vaya en busca de los minerales que resuenan con tus necesidades o te apetece conocer el mensaje de alguna piedra, escríbeme.
#tesorosdelatierra, #piedrasquehablanysanan, #piedrasquehablan#piedrasquesanan

Piedras que hablan y sanan

A veces relacionamos los colores de las piedras con el color de los chacras. Hoy comparto con vosotros esa comunicación para mostraros como Amatista de color violeta puede trabajar en la garganta que se asocia con al color azul, y Ágata Musgo de color verde en la chacra raíz que vibra en rojo. Si además os apetece saber quiénes seres están poblando ese colgante, aquí tenéis toda la comunicación.
Después de pedir permiso para abrir al canal de comunicación sentí que ese colgante estaba muy poblado. Sentí mucha vida y muchos seres que convivían en él en armonía. Al principio me conecté con la Amatista llena de sílfides- hadas del Aire. Estaban cantando y moviéndose con rapidez. Al conectar con F., las energías sílfides junto con la de Amatista se colocaron en su garganta. Despejando esa zona para que F. pudiera expresar y crear su verdadero sonido, crear su música, su verdad, sin apego, sin estancamiento. Las sílfides removían todo, todo guardado en la garganta que en algún momento F. no se había atrevido a decir, y Amatista lo trasmutaba con su precios rayo violeta en sabiduría y amor.
Luego sentí gran conexión con Ágata Musgo, los gnomos y su primer chacra. Allí los gnomos gracias al enlace que hacía Ágata Musgo con tu cuerpo, te conectaban con la Tierra, sus misterios y sus tesoros. Vi el espacio de su chacra raíz como si fuera una cueva de color verde oscuro como el de Ágata donde trabajaban con empeño los gnomos. Esculpían los símbolos, que empezaban a brillar como el oro. Los gnomos la conectaban con el oro planetario. Con cada movimiento de sus picos sentía que también su garganta se despejaba todavía más. Como si esos dos pueblos elementales, de las sílfides y de los gnomos, aunque trabajaban muy concentrados en su zona facilitaban el trabajo de los otros.
Miré al Cuarzo pensando que iba a parecer algún otro ser elemental. Pero no pasó eso. Apareció San Miguel. En su mano tenía la espada, pero de verdad era el Cuarzo. Sentí como si ese cuarzo como la espada de San Miguel te conectara con la Torre de Tor y con el dragón blanco. Vi a F. como a una sacerdotisa que cantaba para el dragón. Era muy emocionante, F. en la colina, mirando al dragón despidiéndole y al mismo tiempo dando le bienvenida. Era como si despedía de su forma física para poder estar en su corazón en otra dimensión guiándola siempre.

Sabes, cuántas aventuras más te esperan? Tantas, cuantas te permites soñar!”

A veces se necesita ajustar la energía de los minerales. En ese proceso aparecen las energías que ayudan tanto a las piedras como a la persona entenderse mejor. Lee quien dio mensajes a través de ese colgante.
Después de pedir permiso para abrir el canal de comunicación no vi a N. Incluso pensé si las piedras eran de verdad para ella. Pero la habían llamado por alguna razón. Pues, insistí y finalmente la vi. Me pareció ver como si el Cuarzo se convirtiera en una espada y las otras piedras intentaban poner encima de N. una armadura. N. no estaba muy convencida y las miraba desconcertada. Pregunté a las piedras si de verdad era necesario convertir a N. en un caballero porque no la veía contenta. Las piedras susurraron muy sueve para que N. no lo oyera: “Es que ella tiene que actuar! Nosotros solo somos maestros. No te das cuenta? Es el Excalibur!” Miré otro vez al Cuarzo convertido en una espada. Los minerales continuaron : “Recuerdas la leyenda sobre el Rey Arturo? Era él quien decidió intentar a sacar El Excalibur ! Y lo consiguió aunque en ese momento pocos sabía quien es.” Susurré de la misma manera como lo hacían las piedras: “Vale, de acuerdo. Pero pienso que apretando a N. y siendo duros, no vais a conseguir gran cosa. No seria mejor, apoyarla , enseñar poco a poco como aprovechar esa gran oportunidad que se le presenta?” Respondiendo a mi pregunta y propuesta la energía de los minerales cambió. Sentí como poco a poso los minerales se llenabas de tres energías diferentes.
Primero sentí la energía de la Hada Morgana en las Rodonitas. Le dijo a N.: “Venimos apara ayudarte y acompañar. Soy Morgana. La mujer sanadora. La mujer a la que no se entendió. Ni se amó. La mujer que sufrió pero aprendió amar su feminidad. La mujer que encontró su fuerza entre los escombros de su mundo. Te ayudaré a sanar las heridas de la falta de amor, del desengaño, de las perdidas, de malentendimientos. Es un reto. Pero estaré a tu lago para que puedas elevar el dolor hacia el amor.
En el Cuarzo Rosa vibra la energía de Nimue, la Dama del Lago. Una energía muy serena. Muy abierta y segura de si misma. Una energía en expansión y anhelo de aprendizaje. De conocer más.
En Amatista empezó a vibrar ni mas ni menos el gran Mago Merlín. Dijo a N.: “La noche está llena de estrellas. Hay momentos en la vida que miramos más las estrellas que disfrutamos de la cálida luz del Sol. Es el momento cuando la vida nos da una sabiduría que sobresale nuestras limitaciones. Es el momento cuando la oscuridad de la noche deja de darnos miedo. Y en lugar de él nos da entendimiento. Abrazo a ti con todas tus experiencias. En el curioso momento de tu vida cuando en plena luz del sol puedes sacar tu Excalibur y al mismo tiempo puedes mirar las estrellas de la noche. Sabes, cuántas aventuras más te esperan? Tantas, cuantas te permites soñar!”
Al final me pareció ver un hilo dorado que unía a las piedras y a Morgana, Nimue, Merlin y a N. Y ella llevaba, en su mano extendida, el Excalibur de cristal.

Colgante de Cornalin a y Cuarzo

Colgante de Cornalina y Cuarzo

Cornalina
Es una poderosa protectora contra la envidia, la rabia y el resentimiento. Disipa la apatía y fomenta las elecciones de vida positivas. Aporta felicidad y alegría. Calma el enfado y disipa la negatividad emocional, reemplazándola por amor a la vida. Motiva para el éxito en los negocios y otros asuntos. Infunde coraje y claridad a la mente, ayudándonos a llevar a la práctica las ideas y planteamientos. Ayuda a confiar en sí mismo y en sus percepciones. Estimula la creatividad.
Cuarzo
Es el sanador y el amplificador de energía más poderoso del planeta. Actúa como profundo limpiador del alma, conectando las dimensiones físicas con la mente. Eleva la energía al nivel más elevado posible. Como contiene todos los colores posibles, el cuarzo claro opera a todos los niveles de ser. Potencia las capacidades psíquicas y le sintoniza con su propósito espiritual. Favorece la concentración. Activa la memoria. Potencia los músculos y protege contra la radiación.

Semilla Cósmica

serafinita, angelita, cuarzo

Después de pedir el permiso para abrir canal de comunicación vi a ti a toda la familia de G. en la playa. Sus hijos, Su pareja, incluyendo a su perro, padre y abuela que ya se habían ido. Todos estaban jugando y se sentía la felicidad y la gran sensación de paz y alegría. G. junto con su abuela estaba sentada mirando el mar. La abuela la abrazó y le dijo: “Mi energía siempre te compaña. Estaré en este colgante, en la Serafinita. Pero lo hago no para que mires atrás sino para que mires adelante, sintiendo el gran apoyo que te rodea. Te quiero dar alas. Por eso elijo esta piedra -Serafinita. Ella conecta con los ángeles, y físicamente, a veces, parece como si tuviera alas. Y la tuya tiene alas. Tus alas que te ayudo a desplegar. No mires a tras! Mira alrededor y mira adelante! Yo estoy delante de tus ojos, yo estoy en tus alas que despliegas.”
Me pareció que en ese momento la Amazonita creó delante de G., por encima de las olas del mar, un gran portal. G. Se levantó.
La gota de Cuarzo empezó a impregnarse de su esencia. Como si allí se plasmara su luz, su alma, su yo superior. Era impresionante como resplandecía y se llenaba de vida. Su vida. Durante ese proceso G cambió también. Fue tan luminosa que no podía yo ver claramente sus contornos. No sabia si se hubiera convertido en un ángel o un pegaso. Veía luz diamantina y unas grandes alas. G. emprendió el vuelo hacia el portal que había abierto y sostenía Amazonita. A través de el podía llegar a donde quería. A otros mundos, a otras estrellas. Me pareció sentir que era una semilla cósmica. Que la frecuencia de esa encarnación fue 5.5.1.
Ese colgante la acompaña en la aventura de recordar de donde viene. Con un caluroso abrazo de sus seres queridos, sintiendo su verdadera esencia, con un portal estable y seguro creado por Amazonita. Puede volar más allá del horizonte como una preciosa semilla cósmica.
Si queréis saber más sobre semillas cósmicas os recomiendo leer ese post de Kai
https://www.facebook.com/QuantumHoloforms/posts/2065644560129378

Un suspiro

Comunicación entre M. y el colgante de Ágata Musgo y Cuarzo.
Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a M. entre las nubes, cayendo a gran velocidad. Estaba muy contenta, nada de miedo. Que va, disfrutando como si hiciera caída libre o algún otro deporte de riesgo. Caía, caía… Me pareció que debería llegar a la Tierra pero no la veía. Todo estaba lleno de nubes. Blancas y luminosas pero había tantas que no se veía nada más. En ese momento empezó a activarse su Cuarzo. De verdad me es muy difícil explicarte bien que pasó.
M. hizo la sanación a través de los Códigos de Luz y en la primera sesión la liberaron de una energía externa que percibía yo como un “cacho de metal” entre sus vertebras. Por supuesto ya no estaba pero ese sitio era como si tuviera cicatrices y por eso lo sentí muy rígido. La energía de Cuarzo empezó a empujar todas las densidades que estaban por allí. Estiraba las células y las llenaba de luz toda la zona de la nuca hasta el cerebelo. Llenar el cerebelo de luz no era la tarea fácil. Lo veía como un desafío entre dos serpientes, una negra y otra blanca. La blanca expulsó finalmente la negra y el Cuarzo llenó entonces todo su cuerpo de luz brillante y blanca. Pienso que ese colgante se ha convertido en un talismán muy poderoso de una energía muy elevada donde no hay sitio de las dudas quien manda. Es la fuerza de luz, concentración, y sabiduría.
Ágata Musgo como si quisiera dulcificar la fuerza de ese Cuarzo tan poderoso. Vi que su energía rodeó el corazón de M. que se llenó de pequeñas flores blancas, delicadas y preciosas. Sentí el frescor de la primavera. La conexión con la Tierra y con la vida. Un suspiro después de hacer buen trabajo, reconocido y valorado. Paz que hace que la luz nos arropa e ilumina en lugar de deslumbrarnos.

“Nos vamos?”

Piedras de sanación

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a Asun y Elias sentados en un banco de madera, mirando la calle. Para decir la verdad, la imagen me hacia recordar mucho mi país, Polonia. Pueblo pequeñito, detrás de ellos una casa antigua de madera, y la calle, mejor dicho era un camino sin asfaltar. No había mucho movimiento pero si de vez en cuando pasaba un coche con caballos, con la paja o un chico en bicicleta o una vecina saludando. `Era como si la vida les pasaba por delante y ellos lo aceptaban plenamente porque, porque ya eran abuelos. Era algo que tocaba. Pero al mismo tiempo se sentían un poco impotentes. Era como si hubieran hecho todo bien y estaban contentos de lo que han conseguido pero ahora qué más podían hacer? Solo mirar la vida que pasaba por delante? En ese momento Asun miró al Elias y dijo: “Nos vamos?” Él la miró con mezcla de sorpresa y expectativas y preguntó : “A dónde?” Asun respondió: “No lo sé, pero nos vamos.” Se levantó y se fue a casa que estaba detrás de ellos. Elias la siguió. Al entrar en casa quitaron su piel, su cuerpo de abuelos como si fuera un abrigo y lo colgaron en el perchero que estaba al lado de la puerta. Ya en casa cada uno empezó a hacer lo que le apetecía. Era precioso. Hacían lo que querían hacer, no lo que debían hacer como los padres y abuelos. Eran ellos: Asun y Elias. Y nada más. La energía de las piedras llenó esa casa. La llenó de amor, tranquilidad y paz. Y ellos solo vivan. No veían la vida como pasaba, vivian lo que hasta ahora no podían vivir por todas las responsabilidad que les había traído la vida. Porque lo que les ayudaron a conseguir las piedras era “ser solo Asun y Elias”. Es suficiente.

 

Perros rabiosos

Diseño sin título(26)


Cuando preparaba ese conjunto vi al chico al que lo hacía huyendo de una manada de perros rabiosos. Tal como le contaba luego los perros podían significar de todo. Después de hacer la comunicación pienso que representaban sus miedos, sus dudas. A ver que pensáis vosotros.
Comunicación entre Jorge y un conjunto de piedras.
Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi al Jorge sentado debajo de un árbol, en el bosque, de noche. Estaba desanimado, decepcionado, sin amino. Le pregunté que le pasaba. Me respondió que debería ser fuerte, debería ser luchador y ganador. Y añadó: “No lo entiendes. Soy un hombre.” Primero le habló Lepidolita (la bolita de arriba):” Jorge pero tú ya eres fuerte, luchador y ganador.” Y Sardónice que en esa pieza está unido con Cuarzo dijo: “Mira, dejando el rollo de las energías a parte ( dijo así literalmente) lo que sientes no es lógico. Usa tu parte pragmática. El hecho de que piensas que no eres fuerte te hace sentir débil. Eres tú mismo que te limitas. Eres tú mismo que no te aceptas y no ves aquí y ahora tu grandeza. No necesitas cambiar nada. Eres perfecto. Solo que no te lo permites expresar. Tu fuerza no proviene de ser “hombre”. Proviene de ser una persona sensible y honesta.”
Luego siguió Lepidolita y dijo: “déjanos hacer nuestro trabajo.” Y lo que hizo primero fue sellar su aura agujereada para que su energía no se escapara más. Luego Sardónice empezó a crear una esfera que le contenía. Dentro estaba otra vez un bosque pero esa vez Jorge estaba haciendo su casa. Era bonito y mágico porque todo lo que necesitaba para edificarla sacaba desde su corazón. Los troncos, tejas, todo. Cuando terminó y abrió la puerta se sorprendió. Primero porque dentro también estaba ya terminada. Todo estaba muy acogedor, con flores en la mesa, cuadros etcétera. En el centro del la habitación estaba un espejo muy grande, que sentí como la representación de la energía del Cuarzo. Al abrir la puerta se veía un reflejo de la persona que entraba. Así Juan se vio a si mismo. Y se sorprendió otra vez. Estaba muy fuerte, con los músculos forjados por el trabajo de hacer esa casa. Estaba radiante y feliz.
Las piedras dijeron : “Lo ves ahora? Solo tienes que sacar de tu corazón su verdadera esencia y entonces te veras tal como eres.”

Colgante de Cuarzo y Sardónice

colgante de cuarzo y sardonice

Cuarzo
Es el sanador y el amplificador de energía más poderoso del planeta. Potencia los músculos y protege contra la radiación. Actúa como profundo limpiador del alma, conectando las dimensiones físicas con la mente. Eleva la energía al nivel más elevado posible. Como contiene todos los colores posibles, el cuarzo claro opera a todos loa niveles de ser. Potencia las capacidades psíquicas y le sintoniza con su propósito espiritual. Favorece la concentración. Activa la memoria.
Sardónice
Es una piedra de fuerza y protección. Invoca la búsqueda de una existencia significativa y fomenta la integridad. Suplementa el poder de la voluntad y fortalece el carácter. Incrementa el vigor y el autocontrol. Nos proporciona estabilidad ante las situaciones vitales que suponen rápidos cambios, en las cuales podemos llegar a sentirnos desarraigados. Alivia depresión. Aporta felicidad duradera, y estabilidad al matrimonio y los emparejamientos. atrae amigos y buena suerte.