Pescador

Imagen

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a M. sentado en la orilla de un lago con la caña en la mano pescando. La imagen era muy compleja porque me parecía ver que tenía varios fractales. Por ejemplo M. dentro de la piedra Jaspe Océano pescando las esferas blancas, M. en uno de los brazos de una galaxia pescando las estrellas o M. pescando la sabiduría… Como si, miraras como miraras, fuera un pescador. M. levantó la cabeza. Ya hacía de noche. En el cielo oscuro contempló tiempos pasados. Vio brillar el Árbol de Sabiduría de Lemuria por encima de su cabeza. Suspiró a sus adentros: “Lo echo de menos.” Oí la voz: “No lo hagas! ¡No has perdido nada! Ese Árbol forma parte de ti para siempre.” Fue la energía del Jaspe Océano que en forma de hombre se sentó al lado de M. El agua del lago reflejaba muchas estrellas. La piedra preguntó simplemente: “Para qué estás pescando?” La respuesta fue: “Para alimentarme.”  La piedra siguió preguntando: “Pues, lo que pescas deja de existir?” Manel respondió: “Sí, eso lo llamo desapego.” Jaspe Océano continuó muy serio: “Tuviste que dejar ir muchas cosas en muchas vidas. Fue un gran aprendizaje para ti. Lo integraste de maravilla. Pero la vida es de lo mismo perenne como caduca. De la misma manera todo muere como es inmortal. En el eterno ciclo de la vida todo renace.” Sentí la energía de Ágata Musgo que abrazando con suavidad a Manel, le susurró a la oreja: “Ahora toca integrar la eternidad. Que nada se va nunca. Y lo puedes hacer sintiendo la vida debajo de tus pies. Esa vida frágil, que parece que su único destino es morir y transformarse, al mismo tiempo nos enseña que nada nunca muere. ¡Deja tu caña! Deja de pescar, y simplemente vive la vida.” Me pareció ver como los peces en el lago se convertían en piedras y minerales. M. dejó de lado la caña. Sus manos se llenaron de esos tesoros. Y él con toda la sabiduría que fluía en sus venas, con mucha habilidad empezó a crear varias herramientas. Para él y para los otros.

Tu verdad

Después de pedir permiso para abrir un canal de comunicación me pareció ver a C. en un inmenso campo. Delante de ella hacia la luz cegadora, y detrás una nube muy negra. Sentí la energía de la piedra que le dio el impulso para moverse de manera que la luz estaba a su mano izquierda y lo negro a su mano derecha. Sabía que C. entendía que no se trataba de la oscuridad entendida como algo negativo o algo denso. Era un rayo que le daba un impulso. El rayo un poco rebelde e indomable de la creatividad. Vi a Cristina fuerte y consciente de lo que llevaba dentro. En su mano apareció la espada Excalibur, la Espada de Verdad. Levantó la mano segura y empoderada. Delante de ella aterrizó el Dragón Blanco. Le dijo: “Tu fuerza reside en tu verdad. Siempre cuando te alejas de ella pierdes lo más valioso que llevas dentro y pierdes tu esencia. Mantén el equilibrio entre la luz y oscuridad, entre el orden y el caos, entre la destrucción y creación! Esa es tu verdad. Nos conocimos hace mucho tiempo. Somos como amigos porque de verdad no me necesitas a mí como a un guía. Dentro de ti llevas Santo Grial y Excalibur. Te pertenecen. Aprende a usarlos.”

Si deseas conocer el mensaje de algún mineral tuyo o te apetece que vaya en busca de los minerales idóneos para el momento que estás viviendo, escríbeme!

La ley del karma

Imagen

Hoy comparto con vosotros una parte de la comunicación que me parece muy bonita. Fue un colgante para una madre que tiene una hija adoptiva. Ya cuando personalizaba el colgante sentía que la hija quería transmitir algún mensaje. Aquí podéis leer lo que pasó.
Pedí el permiso para abrir canal de comunicación tanto a M.- madre como a J.- hija. Sentía que J. quería también participar. Y efectivamente nada más abrir el canal sentí el alma de ella. El mensaje que dio era para sus padres. “Vuestro acto de amor, dio a mi alma la posibilidad de ser libre. Pude empezar de nuevo, con un propósito nuevo, con la cuenta limpia.” Pensé por dentro que eso no era tan fácil y el alma de J. respondió a mis dudas. “La energía de la Tierra es cada vez más elevada. Todo es mucho más rápido y las leyes de karma se cumplen en una vida o incluso menos. Ya no hacen falta encarnaciones tras encarnaciones para equilibrar y recoger energías perdidas por el camino. Todo depende de nosotros. Yo de verdad lo que había venido a hacer en mi linaje de origen lo hice durante mis primeros 7 años. Pero lo que de verdad me liberó fue el amor de mis nuevos padres. Les doy las gracias infinitas desde mi alma. Ahora me toca enfrentarme a otros retos. Quizás vuelva a mis raíces pero ya no llevaré la carga de linaje.” Me pareció ver aparecer a los ancestros de J. que venían rindiéndole homenaje, dándole las gracias y alejándose de su campo energético. Sentía como la sensación de libertad creciente dentro de su alma.

Si deseas conocer el mensaje de algún mineral tuyo o te apetece que vaya en busca de los minerales idóneos para el momento que estás viviendo, escríbeme!

Mírate!

Imagen

Después de pedir permiso para abrir un canal de comunicación vi a L. enfrente de un tocador. Era un mueble antiguo. Ella estaba peinándose con un cepillo precioso contemplando su reflejo en el espejo. Sentía su esencia profundamente inocente, confiada, ingenua y alegre. Con ganas de conocer el mundo. Pero poco a poco, aunque imagen no había cambiado nada, en el interior de L. empezó a crecerla sensación de incertidumbre. Como si se diera cuenta de que el mundo no era lo que esperaba. Con cada movimiento del peine y los minutos que pasaban se sentía cada vez más asustada e insegura. Finalmente me pareció ver como estaba creando una frontera entre ella y el mundo. Un muro para protegerse. Estaba tan centrada en poner límites al mundo exterior que dejó de verse a sí misma. Me parecía que su plexo solar estaba cada vez más cerrado. Se activó la energía de Rodonita y se situó justo en ese centro energético. Dijo a L: “El mundo es cruel. Es ilógico. Es violento. No puedes cambiarlo.” Esas palabras hicieron que L. casi rompió a llorar. Su primer impulso fue seguir creando ese muro pero la Rodonita la paró. Le puso manos en los hombros y le miró a los ojos diciendo: “No pasa nada que para algunos el mundo es así. Lo necesitan experimentar de esta manera. Lo sostienen violento y cruel porque esa es su elección. Pero si vuelves a verte a ti misma sabrás que tú no lo necesitas vivir de ese modo. ¡No mires fuera! Mira dentro de ti!” Veía a Laura y a la energía de Rodonita al lado del muro pero en ese momento le dieron la espalda. L.se vio otra vez a si misma. Vio su esencia inocente. Rodonita continuó: “Tu fortaleza está dentro de ti. No puedes cambiar el mundo. Pero puedes crear tu mundo desde tu luz.” Me pareció oír a L. susurrando: “Pero entonces estaré sola.” Era más una pregunta que una afirmación. Rodonita respondió: “Todo es posible pero si cedes tu verdad, tu poder para complacer el mundo externo perderás tanto que te perderás a ti misma. Y eso sí que es soledad. Mírate! Mira qué maravilloso ser eres! Cuando te veas de verdad, no estarás nunca sola. Te tendrás a ti misma.” La imagen cambió. Sentí la energía de Ágata. La percibía como un lago. La parte más oscura eran las orillas. Y allí estaba sentada L. Contemplaba el precioso lago. Las cañas susurraban una preciosa melodía. Me di cuenta de que Ágata intentaba mostrar a L. lo mismo que Rodonita sino que con otra imagen. El precioso lago era ella. El paisaje que rodeaba el lago podría ser bonito o no. Eso no tenía importancia si mirabas el lago. Tan lleno de vida. Tan complejo con su fauna y flora. Tan lleno de apasionantes historias. Su lago le daba fuerza.
Al final las dos piedras hicieron la limpieza de los contornos de L. alejando influencias indeseadas. Mi sensación era que le querían dar el sostén para que ella pudiera centrarse en el trabajo de ver quien era de verdad y apreciar su maravillosa e inocente esencia.

La torre

Imagen

Después de pedir permiso para abrir el canal de comunicación entre M. y las piedras me pareció verle subiendo las escaleras de una torre. Era un sitio extraño. Parecía abandonado pero al mismo tiempo estaba muy limpio y hacía mucha luz allí dentro. Se oía mucho viento como si la torre estuviera situada en algún acantilado. Percibía a M. decidido, seguro de su objetivo, es decir- subir a lo alto de la torre. Sentí a su lado la energía de Ágata de Botswana. M. tenía cada vez más frío por eso la energía de la piedra le ofreció su apoyo en forma de una manta calentita pero él lo rechazó diciendo que no necesitaba ninguna ayuda. Ágata de Botswana hizo la mueca como si hubiera sabido que le iba a responder eso.  Le dijo: “Yo no pretendo hacer tus pasos. Eres tu quien tiene que caminar y hacerte tu propio camino. Lo que pasa es que no necesitas hacerlo solo.” En ese momento sentí como la energía de Triqueta se estaba colocando en el timo de Miguel. Me invadió la tristeza y ganas de llorar. Ágata de Botswana dijo a Miguel quien intentaba cerrarse a esa sensación: “ Hay memorias dentro de ti que te dividen por dentro. Te alejan del entendimiento de la unidad y eso te hace triste. Llora! Las lágrimas solo liberan las memorias para que puedas ser libre y dejar de sentirte separado.” De repente aparecieron en las escaleras energías de Súper Siete y de Fluorita. Estaban delante de M. de manera que no había espacio para que pudiera subir las escaleras. En primer momento sentí una tensión muy profunda entre las energías de las piedras y la del M. Como si los tres fueran niños tozudos y enfadados, preparados para defender su punto de vista hasta pelearse. Pero entonces las energías de las piedras se convirtieron en llamas y entraron en el corazón de Miguel. Me pareció que representaban sus dos lados, uno sensible, tierno, delicado pero al mismo tiempo vulnerable y el otro decidido, fuerte, seguro y valiente. Pensé en la Llama Trina del Corazón y que las energías de esas dos piedras representaban y resguardaban la energía y la fuerza creadora de lo femenino y lo masculino dentro de M. Creo que el propósito de los minerales era sostener las dos llamas para ayudarle a crear la tercera llama de unificación. Que sería “ Miguel entero”, realizado, viendo sus partes creadoras de lo femenino y masculino como la fuente de su fuerza interior y seguridad en lugar de algo que le dividía por dentro cuando intentaba colocarse en solo una de ellas. Sentí que M. se relajó y otra vez salió la sensación de tristeza. Me pareció ver la energía de Aguamarina como una gran esfera de color azul. Rodeó a Miguel como si le abrazara. Sentí una presencia. Pensé que quizás fuera un ángel. Pero no. Fue Kuan Yin, la Diosa de Misericordia. La energía unificada de Aguamarina y de ella abrazó a Miguel. Kuan Yin le dijo: “Tienes que tener más compasión contigo mismo. Eres muy severo observándote. Te juzgas a ti mismo y eso crea una brecha dentro de ti por la cual entra la tristeza. ¡Sé compasivo contigo mismo! ¡Ámate tal como eres! No estás solo!!!!” La energía de Serafinita se presentó en forma de grandes alas que recogieron a la esfera azul de Aguamarina. Para mí representaron la conexión con los guías. Una vocecita susurró más a mí que a M: “Da igual si lo crees o no. Estás bien acompañado.” La Cianita se acercó a Miguel en forma de una mujer preciosa con una llave en la mano. Le miró a los ojos diciendo: “No tengas miedo de conectar con tus emociones. Ninguna es, ni buena, ni mala. Son las emociones que te crean a ti. No des la espalda a ninguna!!!!! Si sientes lágrimas, llora! Si sientes dar un rugido de fuerza desmesurada, ¡hazlo! Siente para vivir!!!!” M. se sentó en las escaleras. Le daba igual la torre. No sabía si seguir subiendo o bajando. En ese momento las piezas de Ágata Musgo se convirtieron en unas hadas. Le susurraron: “No tienes que hacer ni uno ni el otro. Si nos permites te llevaremos al campo!” M. impresionado con todo lo que estaba pasando asintió. La esfera de Aguamarina de compasión llevó a M. y las hadas a un precioso prado lleno de flores. Allí las hadas empezaron a coser los trozos perdidos de Miguel como si fuera una preciosa manta. Y él tumbado, sintió paz y la profunda sensación de confianza que todo iría bien.

La cama elástica

Imagen

Una de las comunicaciones más filosóficas según mi opinión. A ver qué opináis vosotr@s.
Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a Mar saltando en una cama elástica de color de la Cornalina. Saltaba muy, muy alto. La perdía de vista cuando se elevaba. A mi lado sentí la energía de la piedra que en forma de un hombre observaba junto conmigo como Mar botaba y botaba. La piedra parecía muy contenta mirándola pero yo no estaba segura si esos saltos tan increíblemente altos eran lo que Mar buscaba. Como respondiendo a mis dudas Cornalina empezó a hablar: “Todo es muy relativo y depende como lo miras. Pues, mi energía en ese caso impulsa a Mar a vivir sus experiencias. Puedes imaginar que la vida en esta Tierra dura solo el momento cuando sus pies tocan la cama elástica. Entonces sería la energía de la Tierra que primero la atrae a sí misma y luego le da impulso para que pueda continuar su viaje para atraerla otra vez. Eso duraría hasta que el alma de Mar con uno de los saltaos más elevados gracias al empuje de la tierra se sintiera atraída por otro universo. También puedes considerar que estos saltos continuos es una vida eterna y el momento de tocar la cama elástica es un punto en un círculo, un instante eterno. A eso puedes añadir otro factor que los humanos suelen considerar muy importante. El tiempo! Mirando a Mar saltando parece que existe. Porque necesita tiempo tanto para elevarse como luego sentirse atraída por la cama elástica. Pero si te digo que el tiempo no existe? Que solo hay un vuelo eterno o que solo hay la cama en la cual puedes permaneces tanto como te apetezca?” Todo ese discurso me parecía interesante pero al mismo tiempo me preocupaba que no diera a Mar un mensaje o unas herramientas prácticas. Otra vez como respondiendo a mis pensamientos Cornalina dijo: “Vale, pues como todo es tan relativo y depende de uno mismo cómo quiere ver su vida, cómo quiere entender su caminar desde el inicio de las eras, cómo le parece razonable integrar sus emociones que también es como saltar en la cama elástica, le quiero prestar a Mar mi apoyo. Mires como lo mires hay un punto físico que también abre puertas a lo etérico y todas las dimensiones. Y al cogerme en sus manos la llevaré directamente allí. Es su corazón.” Me pareció como la energía de Cornalina se coloca en el pecho de Mar y la abriga con su precioso color. Continuó: “Es el sitio donde todo converge. Tiempos, espacios, dimensiones, ideas. Desde allí puedes conectar con el vientre de la madre, con el corazón de la Tierra. Sentir tanto el  eterno movimiento del universo como el  infinito y estático vacío. Desde allí, decides que quieres pensar, donde quieres centrar tu atención, que saltos quieres hacer. También puedes quedarte en la cama elástica, estirarte en ella y permanecer quieto.”

Sentí que solo al tocar la piedra a Mar se le abre la puerta para poder conectar con su sabiduría interna y su infinito poder creador. De verdad, no es importante como otros pueden entender sus saltos. Lo importante es sentir que el corazón es una cama elástica que con cada latido te hace vivir tu experiencia.

La goma de borrar

Imagen

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a Lucia elevándose en el aire, con las manos extinguidas hacia arriba, la cabeza ligeramente inclinada detrás y los ojos cerrados. Sus pies estaban atadas con dos cuerdas que la sujetaban al suelo pero al mismo tiempo no le dejaban elevarse más. Las dos cuerdas sostenían en sus manos sus hijos que estaban en la tierra.

 La imagen cambió. Vi a Lucia como a una pantera negra encerrada en una pequeña y desolada jaula. Daba vueltas de un lado al otro, enrabiada y al mismo tiempo desesperadas. Yo la observaba desde fuera de la jaula. Sentí a mi lado la energía del Cuarzo. Miramos a Lucia. Cuarzo suspiró: “Es una felina. Un ser estelar que tiene capacidad de abrir portales interdimensionales y tristemente ahora mismo no se siente capaz ni de abrir su propia jaula.” En el mismo momento vi como la pantera se convertía en una niña. La niña se sentó en el suelo de cemento y empezó a llorar. Cuarzo abrió la puerta de la jaula y se acercó a la niña. Se sentó a su lado y le dijo: “Úsame como una goma de borrar. Borra los barrotes de su jaula y dibuja lo que quieres que te rodee.” Vi otra vez la jaula con la pantera negra encerrada. Fuera estaba el Cuarzo y la niña. La niña uso de forma consciente el Cuarzo y comenzó a borrar la jaula. Y luego con la fuerza de su imaginación empezó a transformar lo que la rodeaba. Vi ese precioso felino negro en el cosmos. Era enorme y saltaba de un planeta al otro. El universo entero era su habitad natural. Vi a los hijos de Lucia como los cachorros de pantera también negros y ágiles como ella. Con amor les enseñaba a saltar de una esfera a la otra pero si hacía falta les daba un golpecito con su pata peluda. Como Lucia es una terapeuta pregunté al Cuarzo si su trabajo con Lucia se centraba solo  en el trabajo personal. Me dijo: “No necesariamente. Que me utilice como la goma para borrar los obstáculos. Desde su inocencia puede llegar a crear su realidad y luego adaptarla a lo que le apetezca. Me da igual si eso le sirve para ir hacia sus propios océanos internos o para bucear en el océano universal en el bien de otros.”

La fuerza de la Osa

Imagen

dav

Este colgante ya lleva tiempo con Marga. Queréis conocer el mensaje que tiene para ella esa preciosa Prehnita? Aquí la tenéis la comunicación.
Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación me pareció ver mucha maleza. Veía las ramitas que se entrelazaban. Tenían muchas espinas y creaban un muro que parecía muy difícil de traspasar. Pero al intentarlo no resultó tan complicado. Cuando observé mejor las plantas. Me di cuenta de que tenían precioso color verdoso como la Prehnita. En ese momento sentí la energía de la piedra. Me miró y un poco en tono de excusa porque las espinas me hacían un poco de daño dijo: “Es que llevo con ella tanto tiempo y sé que necesita sentirse segura. Por eso he creado esa protección espinosa. Pero ya sabes no es exactamente lo mío.” Sabía que estaba hablando del Marga. Seguimos andando entre las plantas entrelazadas hasta llegar a un claro del bosque donde vi a una osa con dos oseznos. Era ella con sus hijos. Prehnita continuó mirando a la osa: “Su gran reto es verse tal como es. Y es una mujer muy fuerte. No suele actuar desde su fuerza interior. Crea protecciones externas y yo para decir la verdad le he ayudado en eso. Pero a fin de cuentas eso, en lugar de hacerle sentir más fuerte  la ha hecho todavía más insegura. No me necesita de esa manera. No necesita ningunas espinas.” Se acercó a la osa que le miró con dulzura. Sentía que la conexión entre ellas era muy amorosa desde hace tiempo pero que la piedra necesitaba actuar diferente de lo que solía hacer hasta ese momento. La energía de Prehnita pidió permiso a Marga de recoger su energía esparcida entre la maleza, desintegrar ese muro de plantas espinosas y luego entrar en su corazón para darle fuerza desde su interior. Nada más recibirlo Prehnita empezó a instalarse en su corazón. Marga Osa cerró los ojos. Veía como empezó a hacerse cada vez más grande y fuerte. El mineral sostenía creciente sensación de confianza y seguridad. Sentí que en ese momento Marga podría enfrentarse a las adversidades de la vida sin tambalear. Pero al mismo tiempo me parecía que quedaban las semillas de inseguridad dentro de ella. Pregunté si era posible quitarlas todas. La Prehnita me respondió: “No. Enfrentarse a su propia desvaloración forma parte de la aventura de su vida. Pero míralas ahora. Son solo semillas. Tiene tiempo de encontrarlas y sacarlas como malas hierbas antes de que nublen su vista. Estoy aquí para que pueda verlas a tiempo, nada más comiencen de crecer. Y con su fuerza de Madre Osa arrancarlas para que no crezcan. Marga tiene la preciosa energía y fuerza de una Osa. Su único enemigo posible es ella misma.”

Las fuerzas creadoras y la casa del pasado

Imagen

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a Julia y sus seres queridos en un parque de atracciones. Justamente salían de la montaña rusa. A Júlia la veía muy animada y contenta. Con ganas de subir otra vez. En ese momento no pude conseguir avanzar la comunicación que me sorprendió porque la primera imagen vino al instante. Me di cuenta que había como otra imagen como de fondo. La Júlia delicada como un hada. Todo cambió. Vi a Júlia que sostenía dos imágenes suyas como si fueran dos pelotas. Una de esa bella y tranquila hada y otra que me parecía una guerrera vikinga. Empezó a hacer malabares con esas dos facetas suyas. Lo hacía cada vez más rápido hasta llegar a tanta velocidad que no la podía ver. Se creaba un escudo en movimiento que la tapaba. Se activó la energía del Ojo de Tigre. Se acercó a ella y puso la mano en su hombro. Le dijo: “Somos muy parecidos. Yo también conjugo dos energías, la del Sol y la de la Tierra. Te ayudo a que puedas expresar quien eres sin crear confusión. Primero tienes que rebajar la velocidad. Es lo que hace que no se te ve de verdad. Imagina que esas dos facetas tuyas no es lo que debes mostrar sino que son tus fuerzas desde las que debes crear. Deja de hacer malabares!” Vi a Júlia sentada con las manos ligeramente estiradas, con las palmas hacia arriba. Esas dos imágenes suyas flotaban por encima de ellas como dos esferas luminosas. Proyectaban la energía hacia las manos que la recibían y la dirigían a todas sus células. Todo el cuerpo de Júlia se nutría de esas dos energías suyas. Sentí calma y tranquilidad que la llenaba. Luego vi a Júlia rodeada  por el símbolo de Semilla de la Vida que todavía más reforzó la sensación del equilibrio y serenidad. En ese momento sus dos facetas en lugar de crear confusión la sostenían rodeándola con un aire de poderosa magia.
Me centré en la Piedra Sol que me parecía muy calladita. La imagen cambió. Me pareció ver a Júlia en una casa muy antigua, abandonada, llena de polvo. Todas las ventanas estaban cerradas y tapadas por eso todo estaba a oscuras. Júlia andaba por un pasillo sosteniendo en la mano una pequeña lamparista que simbolizaba la energía de Piedra Sol y miraba las antiguas fotografiaras que estaban colgadas en las paredes. Oí la voz del mineral que se dirigía a ella: “Esta casa es tu pasado. Necesitas poner más luz en ella. Mira el colgante. No por casualidad tiene esta forma.  Quien eres hora representa el Ojo de Tigre y Semilla de la vida. De allí  sale un pilar. Este pilar te puedo ayudar a sostener yo. Y es tu pasado. Soy luz del Sol. Abre las ventanas de la casa de tu pasado. Pon la luz dorada de amor incondicional y sabiduría. Limpia polvo de los viejos libros que guardan historias antiguas. Disfruta de lo que te pertenece. Esa casa es tu herencia. No la abandones porque te faltaran cimientos para crear tu casa de ahora.”

El Coro

Imagen

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación me pareció ver a Andréa en un gran auditorio. Formaba parte de un coro. La función estaba a punto de comenzar. La sala estaba llena. Andréa se sentía bien. Formaba parte de un grupo que la aceptaba y conocía bien. Sabía que su trabajo estaba valorado y ella lo valoraba. Pero al mismo tiempo sentía la presión a la altura de la garganta. La presión hacia el Cuarzo Rosa. La energía de la piedra empezó a limpiar la zona de la garganta y luego bajó hacia el timo, corazón, plexo solar, segundo chacra y al final chacra raíz. La sensación que tenía yo era como si quitaba las capas invisibles. Pero al terminar ese proceso la presión a la altura de la garganta no había disminuido. Me pareció que el Cuarzo Rosa esperaba que Andréa saliera de la sala. Pero ella no estaba dispuesta a hacerlo. La tensión en la garganta crecía. En ese momento se extendía incluso hasta el plexo solar. Sé de la experiencia que algunos Cuarzos Rosa son un poco tozudos. Pues, pregunté si la Rodonita podría ayudarnos. Oí su voz que gritaba desde lejos que nos esperaba fuera. No me quedó otra que dirigirme directamente al Cuarzo Rosa. Le pedí: “Mira a Andréa, por favor! No ves que está aquí muy bien. No sería mejor que adaptaras tu energía a lo que ella ahora siente y puede hacer?” Me respondió: “Sé que se siente segura. Está en la famosa zona de confort. Tú no sabes porque había contactado contigo, verdad? Pues, yo te digo que la respuesta a sus preguntas es – salir de su zona de confort.” Pregunté si sería posible encontrar otra manera de ayudar a Andréa porque no me parecía que ejerciendo presión Cuarzo Rosa pudiera conseguir algo. Me preocupaba que si siguiera así, Andréa no querría llevar el colgante. Pero los minerales son muy sabios. El Cuarzo Rosa dejó de presionar la garganta. Susurró al oído de Andréa:” Cierra los ojos y escucha!” Al hacerlo Andréa empezó a oír los sonidos del bosque. Pájaros, el susurro del viento entre las hojas de los árboles, zumbido de los insectos. Cuarzo Roso continuó: “Lo que oyes, también es un coro. Un coro mucho más grande al que te aferras. Puedes seguir cantando, formando un grupo sin necesidad de estar encerrada en una jaula de tu comodidad. Entiendo que tienes la necesidad de formar un grupo. Simplemente no te das cuenta de que ya lo estás haciendo. Canta! Tu concierto ya ha empezado. Tu orquesta ya está tocando. Tu creatividad está a punto de expresarse. Canta!” Y Andréa comenzó a cantar. Abrió los ojos. Delante de ella veía un precioso camino entre los árboles. Era un momento de mucha liberación y emoción. Delante de ella vi la energía de Cuarzo Rosa y Rodonita creando un remolino de forma de espiral delante de ella. Mejor dicho era algo que parecía una galaxia con los brazos de dos colores de rosa. Andréa lloró liberando su garganta de toda la presión. En su corazón sentí una gran Flor de Loto. Oí la voz que le decía: “Eres como una flor pura y delicada que al mismo tiempo es resistente y valiente. Eres capaz de creces en cualquier circunstancia. Tu vulnerabilidad es tu verdadera fuerza porque te da la capacidad de oír la naturaleza de la creación. Los sonidos que a otros se escapan pero tú los puedes oír que crear a base de ellos. Lo único que te puede frenar eres tú misma.” Andréa estaba mirando el camino. En su pecho brillaba la Flor de Loto y a sus lados estaba la energía del Cuarzo Rosa y Rodonita, como unos amigos con los que haces un paseo por el bosque.

Si te gustaría conocer el mensaje de algún mineral tuyo, o que te prepare alguna pieza personalizada solo para ti, escribeme!!!