Cierra los ojos y siéntenos!

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación instantáneamente las piedras empezaron a hablar. Dijeron: “Conoces la antigua historia el joven indio y el chaman? El chaman estuvo contando al joven indio que en su corazón estaban luchando dos lobos uno negro que representaba todo lo que le daba miedo y las actitudes oscuras y otro blanco que representaba amor, compasión, felicidad, pues todo lo positivo en su vida. El joven preguntó cuál de los lobos iba a ganar y el chaman le respondió que ese al cual iba a alimentar. Pues, nosotros te ayudamos a alimentar tu lobo blanco. Te ayudamos a discernir y confiar.” En ese momento me pareció ver a un lobo blanco a su izquierda. Y no solo eso, en su corazón empezó a brillan un código de luz que no conocía. Lo sentí como un código especial para B. Un código que en el corazón de su lobo blanco le guiaría y daría fuerza y firmeza para elegir en su vida la luz y la constancia para seguir el camino. Al mismo tiempo a su derecha apareció un Pegaso. Me dio un poco de risa porque no era nada delicado. Era un pedazo de caballo, robusto, con patas fuertes y alas grandes. Si no tuviera alas se parecería a un caballo de carga. Le dijo a B.: “Estaré siempre a tu lado, aquí a tu derecha. Cuando te sientes mal, cierra los ojos y me verás a tu lado. Abraza mi cuerpo fuerte y si hace falta, llora. Haré que tus lagrimas van a ser sanadoras. No las derramarás en vano. Hay momentos que hace falta llorar, pero no puedes quedarte con el drama, necesitas cabalgar. Por eso si algún día lo desearás, sube a mi lomo y cabalgaremos juntos”. Luego habló el Jade: “Piensa que mi energía está delante de ti. Mi color verde te da confianza y anima a avanzar y la energía de Cuarzo Rosa está detrás. Te apoya para que siempre sientas que no estás sola y no puedes caer porque te rodeamos Yo, el Pegaso, Cuarzo Rosa y tu Lobo Blanco. Cierra los ojos y siéntenos, cierra los ojos y pídenos ayuda. Acaricia tu Lobo porque él asegura tu futuro, abraza tu Pegaso porque es el que te devuelve inocencia, siente la verde sabiduría de mi esencia y al cálido abrazo de Cuarzo Rosa. Cierra los ojos y siéntenos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *