Pendientes de lapislázuli, amazonita y ojo de halcón

lapislazuli, amazonita, ojo de halcon

Lapislázuli
Estimula la iluminación. Libera rápidamente el estrés, trayendo una paz profunda. Es una piedra protectora que contacta con los espíritus guardianes. Reconoce el ataque psíquico, lo bloquea y devuelve la energía a su fuente. Armoniza los niveles físico, emocional, mental y espiritual. Fomenta la autoconciencia y permite la autoexpresión. Ayuda a afrontar la verdad. Ayuda a expresas las opiniones y armonizar el conflicto. Enseña el valor de la escucha activa. Disuelve la tendencia al martirio, la crueldad y el sufrimiento.
Amazonita
Tiene una poderosa acción filtradora. Bloquea las tensiones geopáticas, absorbe las microondas y las emanaciones de los teléfonos móviles, y protege contra la contaminación electromagnética. Filtra la información que pasa por el celebro y la combina con intuición. Es relajante para el celebro y el sistema nervioso. Mantiene una salud optima. Equilibra las energías masculinas y femeninas, y muchos aspectos de la personalidad. Alivia las traumas emocionales, calmando la preocupación y el miedo. Disipa la energía negativa y el enfado. Ayuda a manifestar el amor.
Ojo de halcón
Fue muy valorado por los chamanes y chamanas norteamericanos. Es una piedra excelente para curarla energía terrestre y asentar las energías. Estimula y da vigor al cuerpo físico. Elevando por encima del mundo, el ojo de halcón fomenta la visión y la intuición, e incrementa las capacidades psíquicas, como la clarividencia. Es eficaz para disolver los patrones de pensamiento restrictivos y negativos, y las conductas arraigadas. Mejora el pesimismo y el deseo de culpar a los demás por los problemas que uno mismo se ha buscado. trae a la superficie las emociones encerradas.

Cierre de plata
Precio: 13 euros
Envio:3 euros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *