Quieres ir de viaje?

Si quieres ir de viaje? Lee antes esa comunicación entre J. las piedras que ves en la foto. Arriba Cuarzo Ahumado y abajo Mookaita.
Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación le vi a J. en una pequeña casa. Parecía una casa de pescadores en un pueblo pesquero en la costa del mar. Estaba recogiendo cosas y preparando una mochila. Cuando ya tenía todo preparado salió de casa, cerró la puerta y entonces se diste cuenta que no llevaba sus piedras. Con un suspiro, un poco cabreado abrió la puerta de nuevo y las llamó como si fueron sus mascotas. Pero la energía de las piedras le pidió que subiera. La casa tenía dos pisos y la ventana de una de las habitaciones de arriba daba al mar. Allí con la ventana abierta estaban sentados en las sillas las piedras. La energía de los minerales muchas veces percibo en forma de las personas, pues que no te sorprenda que los vi así, como a dos personas sentadas tranquilamente contemplando el mar por la ventana. J. se sentó a su lado en la tercera silla. Tenía prisa de empezar el viaje y todo eso le molestaba un poquito. Las piedras empezaron a hablarle: “ De esta manera, no vas a hacer ningún viaje.” Le sorprendió esa afirmación e hizo la cara de no entender nada. Tenía todo preparado, la mochila, la ruta pues que querían decir esas piedras. Pero ellas sin inmutarse siguieron: “Ahora de verdad lo que haces es huir. Eso no sirve para nada. No puedes huir. Saldrás por la puerta con manos vacías y volverás con manos vacías. Si estás huyendo no miras que regalos te trae el camino, solo huyes. Mira el mar que tenemos delante. Está en eterno movimiento, está en eterno viaje. No huye de nada solo viaja hacia dentro y hacia fuera. Sale del vacío y vuelve al vació. Y eso le da infinidad de posibilidades, infinidad de experiencias.” J. contempló el mar. Y ese movimiento, ese va y viene de las olas le tranquilizó. De repente sintió un nudo en la garganta y las lagrimas en los ojos. Dijo en voz muy bajita: “Tengo miedo”. Las piedras le respondieron: “ Claro que tienes miedo. Eres humano. Es completamente natural. La pregunta es diferente. El viaje que tienes que emprender es hacia tu interior. Lo puedes hacer saliendo de casa tal como sentado en esa silla. Puedes hacerlo incluso teniendo muchísimo miedo. Solo tienes que saber si de verdad lo quieres. Pues, estás preparado para la verdadera aventura? Estás preparado para el vuelo al vacío?”. El Cuarzo Ahumado le dijo: “Mira, yo te ayudo dejar a tras asa mochila. No la necesitas. Son todas las cosas que te pesan, déjala aquí.” La Mookaita le preparó las alas preciosas de su color. En la ventana abierta, sin mochila pero con las alas abiertas estaba J. seguro de que quería hacerlo. El Cuarzo Ahumado dijo: UNO, la Mookaita dijo: DOS y él dijo: TRES y saltó al vacío. Y así empezó su verdadero viaje.

2 pensamientos en “Quieres ir de viaje?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *