Entiende tu fuego interior

colgante de sodalita y cornalina


Después de pedir permiso para abrir el canal de comunicación sentí a Sandra (nombre inventado) como si fuera un volcán. Un volcán a punto de explotar. Y no era la explosión a causa de la rabia o enfado. Era la explosión de energía, de fuerza creativa, del poder. Pero de todos modos se presentía la explosión que iba a arrasar todo lo que le encontraría en su camino. La energía de Cornalina preguntó a Sandra que tipo de volcán era. Y Sandra un poco impacienta le respondió que daba igual. Ella era un volcán y punto. Cornalina insistió: “Ya lo veo que eres un volcán pero hay volcanes explosivos que primero destruyen y luego crean, y los como en Hawai cuya lava sale poco a poco. Y tú, que volcán eres?” Esa pregunta desconcertó a Sandra. Parecía que nunca antes se había planteado eso como si ser un volcán bastaba. Sodalita le dijo: “Sé pragmática”. Pero eso le gustó todavía menos a Sandra que le respondió que eso era aburrido y ella no era aburrida. Sodalita le respondió que no se trataba de ser o no ser aburrido. Era cuestión de conocerse a si mismo. Entenderse a si mismo. Solo así podría demostrar todo su potencial, toda la belleza que podía ofrecer al mundo. Parecía que poco a poco las piedras la convencían a Sandra. Entender ese fuego que llevaba dentro le ayudaría enfocarlo y vivirlo de manera más armoniosa. Cornalina continuó: “Sabes que el fuego que no entiendes te puede quemar a ti misma? Se puede convertir en el enfado, en la rabia, en la impaciencia. Pero el fuego interior que entiendes, puede ser una gran fuente de la creatividad, de trasmutación, de alegría y risa , en lugar de las lagrimas. Déjanos ayudarte en ese autoconocimiento. Al llevarnos contigo, como buenos amigos te vamos a aconsejar y a equilibrar. No queremos apagar tu fuego. Lo contrario queremos ayudarte a expresarlo. Te ayudaremos a crea no a destruir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *