Pendientes de jade amarillo y amatista

  Jade amarillo
Jade es el símbolo de pureza y serenidad. Muy apreciado en Oriente, simboliza la sabiduría conseguida en tranquilidad. Es una piedra que protege a quien la lleva de sufrir daño y le aporta armonía. Se cree que atrae buena suerte y amistad. Jade amarillo es energético y estimulante, pero está dotado de cierta melosidad que produce alegría y felicidad. Enseña la interconexión de todos los seres. Potencia los sistemas corporales digestivos y de eliminación.
Amatista
Protege del ataque psíquico, transmutando la energía en amor. Tiene grandes poderes curativos y limpiadores. Supera adicciones y bloqueos de todo tipo. Es benéfica para la mente, relajándola o estimulándola, según resulte adecuado. Potencia la asimilación de nuevas ideas y conecta la causa con el efecto. Facilita el proceso de toma de decisiones. Potencia la memoria y mejora la motivación. Disipa la ira, la furia, el miedo y la ansiedad. Aliviando la tristeza y la pena, ayuda a integrar las perdidas. Abre a la intuición y refuerza los dones psíquicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *