Piedras que hablan y sanan

A veces relacionamos los colores de las piedras con el color de los chacras. Hoy comparto con vosotros esa comunicación para mostraros como Amatista de color violeta puede trabajar en la garganta que se asocia con al color azul, y Ágata Musgo de color verde en la chacra raíz que vibra en rojo. Si además os apetece saber quiénes seres están poblando ese colgante, aquí tenéis toda la comunicación.
Después de pedir permiso para abrir al canal de comunicación sentí que ese colgante estaba muy poblado. Sentí mucha vida y muchos seres que convivían en él en armonía. Al principio me conecté con la Amatista llena de sílfides- hadas del Aire. Estaban cantando y moviéndose con rapidez. Al conectar con F., las energías sílfides junto con la de Amatista se colocaron en su garganta. Despejando esa zona para que F. pudiera expresar y crear su verdadero sonido, crear su música, su verdad, sin apego, sin estancamiento. Las sílfides removían todo, todo guardado en la garganta que en algún momento F. no se había atrevido a decir, y Amatista lo trasmutaba con su precios rayo violeta en sabiduría y amor.
Luego sentí gran conexión con Ágata Musgo, los gnomos y su primer chacra. Allí los gnomos gracias al enlace que hacía Ágata Musgo con tu cuerpo, te conectaban con la Tierra, sus misterios y sus tesoros. Vi el espacio de su chacra raíz como si fuera una cueva de color verde oscuro como el de Ágata donde trabajaban con empeño los gnomos. Esculpían los símbolos, que empezaban a brillar como el oro. Los gnomos la conectaban con el oro planetario. Con cada movimiento de sus picos sentía que también su garganta se despejaba todavía más. Como si esos dos pueblos elementales, de las sílfides y de los gnomos, aunque trabajaban muy concentrados en su zona facilitaban el trabajo de los otros.
Miré al Cuarzo pensando que iba a parecer algún otro ser elemental. Pero no pasó eso. Apareció San Miguel. En su mano tenía la espada, pero de verdad era el Cuarzo. Sentí como si ese cuarzo como la espada de San Miguel te conectara con la Torre de Tor y con el dragón blanco. Vi a F. como a una sacerdotisa que cantaba para el dragón. Era muy emocionante, F. en la colina, mirando al dragón despidiéndole y al mismo tiempo dando le bienvenida. Era como si despedía de su forma física para poder estar en su corazón en otra dimensión guiándola siempre.

Todos somos Reinas y Reyes

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a R. sentada en un trono. Era como un palacio medieval. Estaba seria, en el vestido de color verde esmeralda. Yo estaba abajo, honrándola y pidiendo que recibiera todo lo que necesitaba, de acuerdo con los deseos de tu alma. El ambiente era muy solemne. Yo me sentía muy a gusto viéndola como a una Reina. De repente me di cuenta que había otra R. Estaba a mi lado, sentada en una silla pequeñita de madera. Se inclinó a mí y mostrando la R.-Reina susurró: “Esa no soy yo.” Y como yo estaba segurísima que sí, pregunté: “Pero por qué no?”. Y R. de la silla de madera resopló diciendo: “Es ridículo. No lo ves? Esa no soy yo.” Se levantó y salió de la sala. Salí corriendo detrás de ella. Fue a un campo precioso lleno de flores. Pero nada más sentarse apareció el trono con la R.-Reina con la misma expresión de infinita calma y nobleza. R. se levantó y murmurando “no puede ser” y se fue hacia un bosque esperando que entre los arboles no apareciera un trono. Andaba por el bosque hasta llegar a una claro. Y allí , como no, estaba ya el trono con la R.- Reina. Con el aire de decepción y desanimo R. se acercó allí. Apareció la energía del Cuarzo Rosa y le trasmitió ese mensaje: “Estas luchando contra ti misma porque te parece que expresar tu poder es malo. Como si te daba vergüenza ser la Reina. Pero piensa que todos somos Reinas y Reyes en busca de aceptación de nuestro verdadero legado. No tiene nada que ver con la soberbia. No vives para complacer a otros. Vives para ser tu misma. Y esa parte tuya, de la gran nobleza, te pide que la aceptes. No luches contra ella porque esa lucha es contra ti misma y tu cuerpo no la aguanta. Mira la Reina!” R. la miró. La energía de Cuarzo Rosa la envolvió en el color rosa precioso y la hizo muy pequeñita. En ese momento R. la tenía en la mano como si fuera una estatua de 5 cm. La puso en su corazón y sintió un gran alivio. Cuarzo Rosa siguió: “No te pido que cambies. Te pido que te aceptes tal como eres. Con tu Reina en el corazón. Siente paz que te trasmite. Siente tu poder!”
En ese momento sentí también la energía de Amatista. Se colocó sobre todo en su plexo solar pero sentía su energía envolviéndola entera. Le dijo a R. : “te libero de los recuerdos que no te dejan aceptar tu grandeza. Trasmuto tus aguas para que sientas infinita paz en tu cuerpo integrando tus dones.” Al final su energía se manifestó en su garganta para que pudiera expresar libremente su verdad. Y sobre todo para que no se censurara a si misma.

Amor Materno

Después de pedir el permiso para abrir canal de comunicación vi a S. con un niño pequeño en brazos. Toda la imagen era muy idílica, tenía aspecto como en los cuadros de Sagrada Familia, ella como si fuera María con pequeño Jesús en brazos, rodeada por una luz tenue, sobrenatural, detrás su pareja – como José de pie, también mirando el niño. En los ojos de S. se veía tanto amor, tanta entrega que parecía más un ángel que una persona. En ese momento apareció un demonio. Pero todo seguía teniendo el aspecto muy tierno, como en las películas de dibujos animados. A la izquierda de S estaba su versión estilo demonio, vestida de cuero negro, maquillada excesivamente incluso con una cola de y a su lado derecha esa imagen tan tierna como de Virgen María.
Ni uno otro me parecía real. Era como exagerado.
Me pareció sentir la energía de Amatista que le dijo a S.: “Tu reto para expresar el amor materno verdadero consiste en vencer el miedo. Le quieres tanto que temes no ser capaz de desapegarte de ese ser maravilloso que es tu hijo. Por dentro estás sufriendo ya la despedida. Y llegará en la vida el momento de dejarle volar. Porque eso es la vida. Pero mírame. Mira las dos Amatistas. Somos Amatistas, somos uno aunque somos diferentes. Entre nosotros está el nudo infinito. El nudo que entrelaza la vida con todos sus aspectos. Y la muerte y el dolor del desapego forman parte de esa vida. No sufras de lo que puede pasar. Ese miedo te hace disfrazar tus sentimientos. Incluso a ti misma. Abraza la vida, y todos sus ciclos.”

Si te apetece que busquemos unos minerales que respondan a tus necesidades o deseas que haga una comunicación para conocer el mensaje de algún mineral no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Sabes, cuántas aventuras más te esperan? Tantas, cuantas te permites soñar!”

A veces se necesita ajustar la energía de los minerales. En ese proceso aparecen las energías que ayudan tanto a las piedras como a la persona entenderse mejor. Lee quien dio mensajes a través de ese colgante.
Después de pedir permiso para abrir el canal de comunicación no vi a N. Incluso pensé si las piedras eran de verdad para ella. Pero la habían llamado por alguna razón. Pues, insistí y finalmente la vi. Me pareció ver como si el Cuarzo se convirtiera en una espada y las otras piedras intentaban poner encima de N. una armadura. N. no estaba muy convencida y las miraba desconcertada. Pregunté a las piedras si de verdad era necesario convertir a N. en un caballero porque no la veía contenta. Las piedras susurraron muy sueve para que N. no lo oyera: “Es que ella tiene que actuar! Nosotros solo somos maestros. No te das cuenta? Es el Excalibur!” Miré otro vez al Cuarzo convertido en una espada. Los minerales continuaron : “Recuerdas la leyenda sobre el Rey Arturo? Era él quien decidió intentar a sacar El Excalibur ! Y lo consiguió aunque en ese momento pocos sabía quien es.” Susurré de la misma manera como lo hacían las piedras: “Vale, de acuerdo. Pero pienso que apretando a N. y siendo duros, no vais a conseguir gran cosa. No seria mejor, apoyarla , enseñar poco a poco como aprovechar esa gran oportunidad que se le presenta?” Respondiendo a mi pregunta y propuesta la energía de los minerales cambió. Sentí como poco a poso los minerales se llenabas de tres energías diferentes.
Primero sentí la energía de la Hada Morgana en las Rodonitas. Le dijo a N.: “Venimos apara ayudarte y acompañar. Soy Morgana. La mujer sanadora. La mujer a la que no se entendió. Ni se amó. La mujer que sufrió pero aprendió amar su feminidad. La mujer que encontró su fuerza entre los escombros de su mundo. Te ayudaré a sanar las heridas de la falta de amor, del desengaño, de las perdidas, de malentendimientos. Es un reto. Pero estaré a tu lago para que puedas elevar el dolor hacia el amor.
En el Cuarzo Rosa vibra la energía de Nimue, la Dama del Lago. Una energía muy serena. Muy abierta y segura de si misma. Una energía en expansión y anhelo de aprendizaje. De conocer más.
En Amatista empezó a vibrar ni mas ni menos el gran Mago Merlín. Dijo a N.: “La noche está llena de estrellas. Hay momentos en la vida que miramos más las estrellas que disfrutamos de la cálida luz del Sol. Es el momento cuando la vida nos da una sabiduría que sobresale nuestras limitaciones. Es el momento cuando la oscuridad de la noche deja de darnos miedo. Y en lugar de él nos da entendimiento. Abrazo a ti con todas tus experiencias. En el curioso momento de tu vida cuando en plena luz del sol puedes sacar tu Excalibur y al mismo tiempo puedes mirar las estrellas de la noche. Sabes, cuántas aventuras más te esperan? Tantas, cuantas te permites soñar!”
Al final me pareció ver un hilo dorado que unía a las piedras y a Morgana, Nimue, Merlin y a N. Y ella llevaba, en su mano extendida, el Excalibur de cristal.

Regalos


“Los cristales y las piedras constituyen unos regalos muy especiales. Si se dan con cariño, se vuelven ”cristales de amor”, el símbolo de la emoción que se siente por la persona. Estos cristales podrán emplearse posteriormente con fines curativos, ya que también pueden cargarse son fuerza terapéutica vital. Antes de entregar el regalo, mantén el cristal contra el corazón. Medita y concéntrate en la persona que lo va a recibir, imaginándola saludable, equilibrada, realizada y feliz. Esta representación queda programada en la piedra; el regalo siempre irradiará energía a favor de su dueño.
Según “La iluminación por los cristales” Katrina Raphael

Jo…, puedo cambiar la piedra?

piedras que hablan y sanan

Fue lo primero que me escribió una amiga mía al leer la comunicación entre ella y esa Amatista. Desde que nos conocimos hace más o menos 20 años su vida estaba llena de baile. Ahora tiene una escuela de baile pero últimamente se lesiona bastante. Y qué le dijo ese colgante? Aquí lo tienes.

Después de pedir permiso para abrir el canal de comunicación la vi, como no, bailando. Pero parecía como si sus zapatos estuvieran llenos de clavos y con cada paso se clavaban en el suelo. Le fue cada vez más difícil bailar. Finalmente los clavos empezaron a clavarse en sus pies. Pero ella intentaba seguir bailando.
Apareció la energía de Amatista y le pidió: “Quítate los zapatos, por favor”. Pero ella respondió: “No puedo, y no quiero. Quién sería yo sin mis zapatos?”. Amatista siguió insistiendo: “Quita los zapatos! Sientes por dentro que hace falta hacerlo. Quítatelos!” Pero ella no quería hacerlo. La energía de Amatista, que veía como a un hombre, puso manos en sus hombros, la miró fijamente y le dijo: “Sácalos ahora porque si no, luego tendrás que cortarte los pies”. Eso la chocó y finalmente se agachó para quitarselos. Mientras tanto Ametista le decía: “Eres una mujer cíclica. No lo olvides! Todo lo que creaste es como si fuera tu hijo. Lo has concebido, lo has gestado, lo has criado. Tu escuela es como tu hijo. Pero ahora no le dejas salir de casa. Y eso no es sano. Toca desprenderse de todo eso. Y tú por dentro lo sabes y sientes. Por eso te lesionas. No te digo que nunca más bailes o que no pongas más tus zapatos de tacón. Te digo que lo hagas “solo de visita”. Toca poner otro calzado. Taca vivir. Estoy aquí para ayudarte poner unas zapatillas de deporte. Siénteme así. Te ayudo a poner otros zapatos para que puedas correr. Y lo puedes hacer! Puedes correr tan bien como bailas. Y lo anhelas. Tu alma quiere otro paso. Y para hacerlo necesitas cambiar los zapatos.”
Le deseo que escuche a su alma. Y lo deseo a todos nosotros aunque a veces es tan difícil cambiar los zapatos

“Nos vamos?”

Piedras de sanación

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a Asun y Elias sentados en un banco de madera, mirando la calle. Para decir la verdad, la imagen me hacia recordar mucho mi país, Polonia. Pueblo pequeñito, detrás de ellos una casa antigua de madera, y la calle, mejor dicho era un camino sin asfaltar. No había mucho movimiento pero si de vez en cuando pasaba un coche con caballos, con la paja o un chico en bicicleta o una vecina saludando. `Era como si la vida les pasaba por delante y ellos lo aceptaban plenamente porque, porque ya eran abuelos. Era algo que tocaba. Pero al mismo tiempo se sentían un poco impotentes. Era como si hubieran hecho todo bien y estaban contentos de lo que han conseguido pero ahora qué más podían hacer? Solo mirar la vida que pasaba por delante? En ese momento Asun miró al Elias y dijo: “Nos vamos?” Él la miró con mezcla de sorpresa y expectativas y preguntó : “A dónde?” Asun respondió: “No lo sé, pero nos vamos.” Se levantó y se fue a casa que estaba detrás de ellos. Elias la siguió. Al entrar en casa quitaron su piel, su cuerpo de abuelos como si fuera un abrigo y lo colgaron en el perchero que estaba al lado de la puerta. Ya en casa cada uno empezó a hacer lo que le apetecía. Era precioso. Hacían lo que querían hacer, no lo que debían hacer como los padres y abuelos. Eran ellos: Asun y Elias. Y nada más. La energía de las piedras llenó esa casa. La llenó de amor, tranquilidad y paz. Y ellos solo vivan. No veían la vida como pasaba, vivian lo que hasta ahora no podían vivir por todas las responsabilidad que les había traído la vida. Porque lo que les ayudaron a conseguir las piedras era “ser solo Asun y Elias”. Es suficiente.

 

Regalo especial

piedras que hablan y sanan

Una buena propuesta para un regalo especial. Un conjunto de piedras para colgarlo en casa. Lo puedo personalizar y por supuesto también hacer comunicación. Lo bueno es que pueda hacer comunicación con todos los familiares incluyendo los peludos. Recuerdo una comunicación que hice con un conjunto de las piedras, una pareja y sus seis gatos.

Amatista

amatista

Gema del rayo violeta, simboliza el poder de trasmutación y el desarrollo espiritual. Tiene grandes poderes curativos y limpiadores. Protege del ataque psíquico, transmutando la energía en amor. supera adicciones y bloqueos de todo tipo. Es benéfica para la mente, relajándola o estimulándola, según resulte adecuado. Potencia la asimilación de nuevas ideas y conecta la causa con el efecto. Facilita el proceso de toma de decisiones. Potencia la memoria y mejora la motivación. Disipa la ira, la furia, el miedo y la ansiedad. Aliviando la tristeza y la pena, ayuda a integrar las perdidas. Abre a la intuición y refuerza los dones psíquicos.

Piedras para un coche nuevo

piedras para el coche

Es un conjunto que he heho por encargo para un coche nuevo. Qué os parece la combinación de las piedras?
Granate
Es energetizante y regeneradora. Alivia la desharmonía emocional. Es útil en los momentos de la crisis. Fortalece, activa y robustece el instituto de supervivencia, llevando coraje y esperanza a las situaciones aparentemente desesperadas. Activa a otros cristales, ampliando su efecto. Ayuda a abandonar las viejas ideas obsoletas. Abre el corazón y otorga confianza en uno mismo.
Cuarzo Turmalinado
Aúna las propiedades del Cuarzo y de la Turmalina. La combinación del blanco transparente y el negro radiante crea una polaridad perfecta de energías que disuelve los patrones que ya no nos sirven y libera tensiones a todos los niveles. se trata de una manifestación de las fuerzas luminosas y oscuras unidas en la consecución de una meta común. sirve para eliminar casi todas las variedades de energías negativas sutiles o físicas y desvía las influencias medioambientales negativas. Enraizar y fortalece el campo energético. Ayuda a integrar y sanar las energías de la sombra, aliviando al autosabotaje.
Cuarzo Citrino
Es un gran limpiador y regenerador y es un mineral extremadamente beneficioso que incorpora el poder del sol. Genera calidez, energiza y es altamente creativo. Es uno de los minerales de la abundancia y la prosperidad, potenciando también el compartir lo que tienes conservando tu riqueza. Imparte calma interna, alegría y optimismo, eleva la autoestima y la confianza en uno mismo. Anima a fluir y vivir nuevas experiencias y no quedarte anclado en el pasado. Calma y despierta la mente y libera los miedos.
Amatista
Gema del rayo violeta, simboliza el poder de trasmutación y el desarrollo espiritual. Tiene grandes poderes curativos y limpiadores. Protege del ataque psíquico, transmutando la energía en amor. supera adicciones y bloqueos de todo tipo. Es benéfica para la mente, relajándola o estimulándola, según resulte adecuado. Potencia la asimilación de nuevas ideas y conecta la causa con el efecto. Facilita el proceso de toma de decisiones. Potencia la memoria y mejora la motivación. Disipa la ira, la furia, el miedo y la ansiedad. Aliviando la tristeza y la pena, ayuda a integrar las perdidas. Abre a la intuición y refuerza los dones psíquicos.