Piedras de buena suerte con llamador de ángeles de plata

llamador de angeles con minerales

Piedras de buena suerte
Sugilita
Denominada “Piedra de la nueva Era” , la Era de Acuario. ayuda a los niños sensibles a integrarse en el mundo ofreciéndoles protección contra energías agresivas con las que sin duda deberán enfrentarse. Esta piedra significa inocencia y magia más allá del mundo adulto, preservando así dos virtudes que el mundo ha perdido: la capacidad de asombro y la posibilidad de asimilar y capitalizar espiritualmente situaciones nuevas, por más extrañas que parezcan. Protege el alma amorosamente de conmociones, traumas y decepciones, y alivia las tensiones espirituales. Puede ayudarte a llevar luz y amor a las situaciones más oscuras. Es una de las principales piedras del amor.
Amatista
según algunas tradiciones aleja los miedos e incremente la actividad intelectual y la conciencia. Es “piedra del amor” porque, según se cuenta, san Valentín la llevaba consigo, y se considera que da buena suerte en el amor y es uno de los mejores obsequios que pueden ofrecerse los amantes. También se piensa que previene la pérdida de energía, aumenta la vitalidad, y da buena suerte en los negocios. Aplicada en la zona abdominal de la futura madre crea un campo de luz, protección, y trasmutación muy especial y valioso para el bebe.
Ágata musgo
Refresca el alma y permite ver la belleza en todo lo que contemplas. Es una piedra muy optimista y una piedra de riqueza que atrae abundancia. Ayuda a reducir la sensibilidad al tiempo atmosférico. Ayuda a los intelectuales a acceder a sus intuiciones y también a la gante intuitiva a canalizar su energía de manera practica. Mejora la autoestima. Promueve la autoexpresión y la comunicación. Equilibra las emociones, reduciendo la tensión y el miedo. Ayuda a cualquiera que sufra depresión por las circunstancias de la vida o por desequilibrios cerebrales.Es un cristal natal y ayuda a las comadronas en su trabajo, reduciendo el dolor y asegurando buen parto.
Llamador de ángeles de plata
No se sabe a ciencia cierta dónde radica su verdadero origen. Las primeras manifestaciones que se conocen de su uso se remontan a la época medieval como amuleto de protección frente la energía negativa. Por lo general es un símbolo de calma, relajación y meditación utilizado sobre todo por las mujeres embarazadas de varias culturas. Atrae la energía positiva representada por los ángeles. Se lleva en el cuello como colgante. También puede ser ubicado en el hogar, preferentemente en una puerta o en una cuna.
Precio: 18 euros
Envio: 3 euros

Un pensamiento en “Piedras de buena suerte con llamador de ángeles de plata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *