Iniciación de la Caperucita Roja

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a C. vestida muy elegante, andando por una gran ciudad. Iba entre los rascacielos, con vestido rojo y zapatos de tacón alto también rojas. La imagen era como en las películas estadounidenses, la gente corriendo entre los grandes edificios y C. como Caperucita Roja estilo moderno. Cuando lo pensé sentí que C. de verdad era la Caperucita Roja. C. lo sintió también, se detuvo y me dijo sorprendida: “Pero yo no soy una niña. La historia de Caperucita Roja describe un momento en el cual la jovencita tiene su primera regla y yo ya soy una mujer desde hace tiempo.” La energía de las piedras también ya estaba presente con nosotras y se sintió la explicación del Cuarzo Ahumado: “Estas justo en el momento de pasar una iniciación. Es como el cambio que siente una chica al hacerse una mujer. Ahora hace falta encontrar al lobo.” Le energía del Mookaita dijo con valentía: “No hace falta encontrarlo!! Hace falta enfrentarse a él.” Y Jaspe Paisaje susurró dulcemente: “O hacer amor con él.” El Cuarzo Citrino propuso: “ O pasear.” Ágata Fuego se enfadó: “Como que pasear!!!! No es una mascota, un monocito peluche. Es un lobo salvaje!! Tienes que correr con él entre los arboles! Sentirlo con todos tus sentidos en todas tus células.” Y empezaron a discutir todos.
C. los miraba incrédula. Miraba su vestidito, sus zapatos de tacones, y le parecía muy poco probable encontrar cualquier lobo. Sintió la energía de la piedra que tiene la forma de la hoja. Esa energía la recogió y acunó. Otras piedras se calmaron un poco dando espacio a la energía de la hoja. C. se sintió muy protegida y segura. La piedra le dijo: “Todo lo que proponen las piedras es válido. Puedes hacer con tu lobo lo que a ti te da la gana. Pero primero tienes que salir de la ciudad. Es una iniciación. Te espera la aventura de adentrarte a lo desconocido donde te espera tu lobo. Al principio hay que…” Pero no tuvo tiempo de terminar porque Ágata Fuego gritó: “Al principio hace falta matar a la abuela!” Otra vez estalló la discusión pero C. ya sabía qué hacía falta hacer. La energía de la piedra de la hoja creó un tipo de carro y empezó a lleva a C. fuera de la ciudad. Las otras energías de los minerales la acompañaban mucho más calmadas. Ahora solo parecía que aconsejaban a C. y le enseñaban todas las posibilidades que podían pasar al encontrar a su lobo.
Salieron de la ciudad. A lo lejos vieron un bosque. Al acercarse a él vieron un lobo blanco esperándolos. Cuando ya estaban bastante cerca, el lobo se levantó y se adentró al bosque. Lo siguieron, C. en su carro rodeada por las energías de los minerales. Así empezó la iniciación de la Caperucita Roja que entre los arboles iba a encontrar a su lobo blanco.

…………………………….
Si deseas que vaya en busca de los minerales que resuenan con tus necesidades o te apetece conocer el mensaje de alguna piedra, escríbeme.
#tesorosdelatierra, #piedrasquehablanysanan, #piedrasquehablan#piedrasquesanan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.