La cama elástica

Una de las comunicaciones más filosóficas según mi opinión. A ver qué opináis vosotr@s.
Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a Mar saltando en una cama elástica de color de la Cornalina. Saltaba muy, muy alto. La perdía de vista cuando se elevaba. A mi lado sentí la energía de la piedra que en forma de un hombre observaba junto conmigo como Mar botaba y botaba. La piedra parecía muy contenta mirándola pero yo no estaba segura si esos saltos tan increíblemente altos eran lo que Mar buscaba. Como respondiendo a mis dudas Cornalina empezó a hablar: “Todo es muy relativo y depende como lo miras. Pues, mi energía en ese caso impulsa a Mar a vivir sus experiencias. Puedes imaginar que la vida en esta Tierra dura solo el momento cuando sus pies tocan la cama elástica. Entonces sería la energía de la Tierra que primero la atrae a sí misma y luego le da impulso para que pueda continuar su viaje para atraerla otra vez. Eso duraría hasta que el alma de Mar con uno de los saltaos más elevados gracias al empuje de la tierra se sintiera atraída por otro universo. También puedes considerar que estos saltos continuos es una vida eterna y el momento de tocar la cama elástica es un punto en un círculo, un instante eterno. A eso puedes añadir otro factor que los humanos suelen considerar muy importante. El tiempo! Mirando a Mar saltando parece que existe. Porque necesita tiempo tanto para elevarse como luego sentirse atraída por la cama elástica. Pero si te digo que el tiempo no existe? Que solo hay un vuelo eterno o que solo hay la cama en la cual puedes permaneces tanto como te apetezca?” Todo ese discurso me parecía interesante pero al mismo tiempo me preocupaba que no diera a Mar un mensaje o unas herramientas prácticas. Otra vez como respondiendo a mis pensamientos Cornalina dijo: “Vale, pues como todo es tan relativo y depende de uno mismo cómo quiere ver su vida, cómo quiere entender su caminar desde el inicio de las eras, cómo le parece razonable integrar sus emociones que también es como saltar en la cama elástica, le quiero prestar a Mar mi apoyo. Mires como lo mires hay un punto físico que también abre puertas a lo etérico y todas las dimensiones. Y al cogerme en sus manos la llevaré directamente allí. Es su corazón.” Me pareció como la energía de Cornalina se coloca en el pecho de Mar y la abriga con su precioso color. Continuó: “Es el sitio donde todo converge. Tiempos, espacios, dimensiones, ideas. Desde allí puedes conectar con el vientre de la madre, con el corazón de la Tierra. Sentir tanto el  eterno movimiento del universo como el  infinito y estático vacío. Desde allí, decides que quieres pensar, donde quieres centrar tu atención, que saltos quieres hacer. También puedes quedarte en la cama elástica, estirarte en ella y permanecer quieto.”

Sentí que solo al tocar la piedra a Mar se le abre la puerta para poder conectar con su sabiduría interna y su infinito poder creador. De verdad, no es importante como otros pueden entender sus saltos. Lo importante es sentir que el corazón es una cama elástica que con cada latido te hace vivir tu experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.