La cueva de la Revelación

Revelación es uno de los Códigos Antares que podéis elegir durante las sesiones. Quiero contaros la última sesión en la que activamos ese código. Al empezar a trasmitir los códigos vi a la chica que recibía la sesión encima de una montaña. De verdad la montaña parecía un juguete enorme de los niños que tiene varios cubos cuales ordenas por el tamaño. Ella estaba en un cubo más pequeño, encima de todos de color rojo, y los otros por debajo tenían los colores de los chacras. Al final, el más grande era de color violeta. Era como si estuviera encima de una pirámide gigantesca de color de arco iris. Desde el cuerpo de la chica, que parecía muy cansado, salió una niña pequeña. Miró abajo con la intención de bajar pero era imposible para ella. Una voz le dijo: “Te podemos dar las alas para que puedas bajar.” Y ella respondió que no quería las alas, que quería bajar sola. De repente vio una puerta que conducía hacia el interior de esa montaña/ pirámide. La abrió y vio un agujero vertical, muy oscuro. Se activó el Código Revelación y se convirtió en una cuerda y al mismo tiempo en una lámpara. La niña empezó a bajar, poco a poco iluminando con el Códigos Revelación el interior de la montaña. Era como una gran cueva llena de preciosos cristales. Todo lo que iluminó con su mágica lámpara se quedaba brillante, resplandeciente, lleno de destellos diamantinos. Por debajo de ella todo permanecía en oscuridad pero por arriba podía ver tesoros infinitos, minerales maravillosos. Finalmente llegó al suelo de esa preciosa cueva. Todo parecía perfecto. Parecía que el desafío de la Revelación se terminó. Pero ella dijo: “quiero bajar más”. Me pareció percibir sus guías, que para decir la verdad me sorprendieron. Se sentaron a su alrededor con las caras que expresaban bastante descontento y falta de entendimiento. Como si dijeron: Tú sola. A nosotros nos parece que ya está todo perfecto. Si quieres adelante pero nosotros nos quedamos aquí. Me pareció muy dura su actitud. Pero ella con toda la calma sacó un taladro neumático y empezó a hacer un agujero en el suelo de esa preciosa cueva. De repente se abrió un portal que la condujo a un sitio que estuviera en otra dimensión. Era maravilloso. La chica percibió la energía del otro código elegido para la sesión “Escuchar” de la manera multidimensional. Todas sus células se llenaron de la profunda sensación de escuchar y ser escuchada. De formar parte de un todo que estaba atento, que estaba percibiendo y emitiendo sonidos. Me pereció que preguntó a sus guías: “Pero por qué no me habéis ayudado a llegar aquí? Lo sabíais que ese sitio estaba aquí, y no me habéis acompañado!” Y le respondieron: “Te ayudamos y acompañamos tal como lo necesitabas. Tenías que ser tú sola, tomando tus decisiones, expresando claramente tu voluntad, insistiendo en tu camino. De otra manera no lo valorarías. Ahora el mérito es tuyo. Y solo tuyo. Lo conseguiste tu sola!”.
…………………………………
Si el Sistema de los Códigos de Luz Antares despierta tu interés, escríbeme.
Sistema Canalizado por Kai Luz del Sirio
Quentumholoforms.com
Imparte Dorota Grzegorzewska, terapeuta de los Codigos de Luz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.