La pluma negra de Morgana

Mi verdadera conexión con Morgana empezó después de recibir la Maestría de Reiki de las Hadas. Cuando empecé a trabajar las energías que resguarda ese sistema la primera visión que tuve era una hermosa mujer, con el pelo largo y negro a la orilla de la Isla de Ávalon. Sabía que es Morgana. Me enseñó la isla acompañándome en el proceso de integración de las energías de los elementos.
Estoy viviendo muchísimos cambios en mi vida. Me siento muy afortunada porque tengo a mi alrededor muchos amigos que me ayudan.
También es el momento de mi vida cuando tengo la seguridad que nadie está solo si su verdadero deseo es sanar sus heridas.
Pues, pedí ayuda para sostener todas las emociones que habían salido a causa de esos cambios tan abrumadores.
Y vino Morgana junto con Merlín y Horus. Cada uno me otorgó un regalo.
Morgana se me presentó en forma de un cuervo. Siempre me fascinaban los cuervos. Su regalo a fue una pluma. Al principio no sabía que hacer con ella. Una amiga mía dijo: “Haz cosquillas!” Y de alguna manera tenía razón.
Cuando lo denso, lo incomprensible o lo doloroso se hace insoportable , saco la pluma negra de Morgana y le hago cosquillas.
Y desaparece. Porque de verdad, no es real.
Morgana me enseña que pase lo que pase en la vida, duela lo que duela, dentro de nosotros hay suficiente fuerza, para empezar de nuevo. Podemos hacer cosquillas con su pluma negra para que las brumas se deshagan y veamos la luz entre las nubes.
Podemos sobrevivir cualquier tormenta para salir transformados, y sobre todo por fin auténticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.