Minerales para el coche

No es la primera vez que hago el conjunto para el coche. Queréis saber como los minerales acompañarán a L. en sus viajes. Aquí tenéis la comunicación.
Después de pedir el permiso para abrir canal de comunicación entre L. y las piedras, sentí intensamente la energía del Cuarzo Citrino. Me pareció que estaba creando una preciosa carroza de color dorado. L. estaba dentro como si fuera una princesa. La carroza se desplazaba tranquilamente entre mucha gente. El Cuarzo Citrino dijo: En tu coche, siéntete una princesa. Eres especial, tienes poder. La gente que te mira puede decir de todo. Puede apreciarte, ignorarte e insultarte. Pero tú, mantente firme y serena. Estás en tu carroza, no necesitas aceptación de nadie si tu reconoces tu nobleza.” Luego sentí la energía de Cornalina. Estaba pensado que se colocaría en el segundo chacra pero esa vez la sentí mucho en el corazón. Allí se encendió su fuego. Con una llama de color anaranjado quemaba los miedos de L. Todo lo que a la hora de conducir, tanto el coche como su vida, podría a través de las dudas e inseguridades nublarle la vista y obstaculizar su camino. Era un acto de empoderamiento. De dejar a tras las dificultades ficticias para afrontar verdaderos retos. Con seguridad que todo era perfecto y que era tal como debería ser.
Después de esa conexión tan energética con el fuego de Cornalina la energía de Ágata vino con mucha suavidad y frescura. Me pareció ver a L. sentada en su coche impregnada de la energía de Ágata. De repente, desde su espalda, empezaron a crecer las alas. Eran de ese precioso y suave color de Ágata pero eran suyas. Como si Ágata solo impulsaba desde dentro la expansión de L. Al principio las alas rodearon a L. pero luego rodearon también todo el coche, creando un espacio seguro y sagrado.
El Ojo de Lince creó una esfera por encima del coche de Blanca conectada con su Yo superior. Veía el coche desde esa perceptiva rodeado por las alas y me pereció que el Ojo de Lince le ofrecía a L. otro tipo de visión, por encima de las apariencias.
Luego apareció un dragón. Era de la estatura de una persona y estaba sentado el lado de L. Le dijo: “No estoy aquí, porque me necesitas. Estoy aquí para que puedas ver en mis ojos tu verdadero “ser”. Eres de lo mismo fuerte, maravillosa, mágica y poderosa como yo. No te falta nada. Mira tú reflejo en mis ojos y reconoce que somos uno.”
……………………………………
Si deseas que vaya en busca de los minerales que resuenan con tus necesidades o te apetece conocer el mensaje de alguna piedra, escríbeme.

#tesorosdelatierra#piedrasquehablanysanan#piedrasquehablan#piedrasquesanan#comunicaciones#reiki#canalizaciones#talismanes#amuletos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.