Eres precioso tal como lo es tu sombra

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a L. sentado en un precioso acantilado, meditando. Con los ojos cerrados disfrutaba del calor del Sol que le iluminaba la cara. Muy calmado y centrado parecía contento y conectado con el todo. De repente sentí una voz de su Sombra: “Ey, L., aquí estoy, mírame! No me des la espalda!” y le dio golpecitos en la espalda. L. le respondió con los ojos cerrados, sin cambiar la postura: “No es que te ignore solo que no estoy aquí para contemplarte. Estoy conectándome con la luz.” Parecía que su Sombra empezaba a impacientarse. Dijo, aumentando de tamaño: “Es que la luz soy yo! No lo entiendes! Y además estoy mucho más interesante que esa luz deslumbrante del Sol que estás percibiendo! Mírame!” Un poco a regañadientes finalmente L. dio media vuelta para ver su sombra. Estaba bastante sorprendido porque sintió que la energía de Cuarzo Citrino le acompañaba en ese acto. Cuarzo Citrino le explicó: “ Por qué te sorprende que te ayudo a apreciar tu sombra? Ella tiene razón. Ella es la luz del Sol que se filtra por tu cuerpo. Por todos tus cuerpos. De verdad, ella es tu verdadera luz. La luz del Sol es infinita, abarca toda la creación. Para que puedas ver tu luz y tu poder, tienes que ver tu sombra que refleja todas tus heridas, todos los retos de tu vida, todos los desafíos y toda tu conciencia. Así podrás verte de verdad! Eres único y especial. Eres precioso tal como lo es tu sombra.” De verdad L. estaba sorprendido cada vez más porque le gustaba su sombra. Era bonita. Era intrigante y desafiante. L. sintió que su sombra le mostraba su voluntad y valentía de seguir la aventura de la vida. Le sonrió y ella se hizo todavía más bonita .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.