Historia del universo

Esta foto me sirvió para hacer esa comunicación. Siempre me gustan mucho las comunicaciones hechas con los minerales que ya llevan mucho tiempo con vosotros. Se expresa en ellas mucho amor y aprecio que os tienen vuestras piedras. Aquí tenéis el mensaje de ese humilde mineral.
Nada más pedir el permiso para abrir canal de comunicación vi a G. abrazando un árbol. Quizás más bien era un arbusto. Cuando enfoqué la mirada me di cuenta que era un limonero. Pensé en seguida que era la energía de la piedra, como ella tenía ese tono amarillo de los limones. Y efectivamente, cuando G. se sentó a su lado expresó quien era. Dijo a ella: “Aunque soy piedra te muestro como me siento. Observa que precioso ser soy! He crecido gracias a ti. Y doy frutos gracias o todo lo que hemos vivido juntas. A los seres humanos se os olvida muchas veces la importancia que tenéis. Todo lo que os rodea os necesita. A veces estáis buscando fuera los maestros cuando de verdad los maestros sois vosotros. Y no solo para vosotros mismos sino para todos los seres que os acompañan. Mi evolución sin ti sería incompleta. Todo el tiempo que pasé a tu lado me hizo crecer. Esos preciosos limones que ahora te puedo ofrecer, es el resultado de toda nuestra historia que hemos compartido. Ahora es el momento en el que te puedo devolver tu cariño. Mis limones harán más fuerte tu cuerpo. Todos tus cuerpos! Serán como la vitamina C tanto para tu cuerpo físico, como tu cuerpo emocional, mental y etérico. Te harán más resistente y al mismo tiempo más flexible. Pero sobre todo quiero que sepas que sin ti todo eso sería imposible. Honra tu vida! Honra quien eres! A llegado la hora de que aprecies por completo la gran papel que tienes en la historia del universo!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.