Solo te pido que me recuerdes

Este precioso Cuarzo tiene su secreto. Si queréis conocerlo, leed la comunicación que hice con él.

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación me pareció ver a un hombre, que pensé que era la energía del Cuarzo, y a R- la chica a la que hacía la comunicación. Estaban sentado uno enfrente del otro. Era algo desafiante en sus miradas. Aunque sentía mucho amor entro los dos, algo se me escapaba. Algo sutil. Era como si se retaban. En algún momento el hombre resopló de una manera muy curiosa. Parecía un sonido de algún animal. Pregunté si me podría mostrar su verdadera forma. Y en ese momento se convirtió en un dragón. Intentó sentarse en la silla, pero ella se rompió. Parecía muy desanimado, como si tuviera que retener las lágrimas. Puso su gran cabeza en la mesa, sin mirar a R. Ella estaba desconcertada. De él emanaba una tristeza o más bien una nostalgia. Sentí ganas de cantar. Empecé a grabar un audio de los sonidos que me venían. Después de unos minutos. Me pareció ver a Sara, encima de su dragón. Estaban volando entre las nubes. Llegaron a un pueblo. Parecía un pueblo del norte. Lleno de nieve, de casas de madera, con un puerto. Sentí que ese era el lugar donde habían vivido juntos R. y el dragón hace mucho, mucho tiempo atrás. Se fueron a una casa. Allí dentro, con el fuego encendido, hacía calor agradable. Había suficiente espacio para un dragón que parecía muy contento. R. estaba sentada en el suelo. El dragón puso su cabeza en sus piernas y se durmió, como si fuera un gatito feliz.
Otra vez los sentí aquí y ahora. El dragón miró en los ojos de R. de ahora y le dijo: “ Solo te pido que lo recuerdes! Te hecho mucho de menos. Sé que ya no eres ( aquí dijo un nombre que supongo que era el nombre de R. de aquellos tiempos) y yo no soy ese dragón. Pero te sigo queriendo tanto como en los viejos tiempos. Y el tiempo de verdad no existe. Mira, yo sigo a tu lado. Ahora llego a tus manos en forma de ese precioso cuarzo. Pero soy yo. Solo te pido que me recuerdes! Ahora eres R., pero como R. también puedes disfrutar de esos viejos tiempo. Como si estuvieras mirando un álbum de fotografías. Todo lo que habíamos aprendido juntos, está guardado en tus células. Vuelve a mí siendo R. de ahora. Podemos emprender muchas aventuras tal como antes sin que te desconectes de Aquí y Ahora. No tengas miedo! Yo te traigo toda la magia que no tiene tiempo. Que la vivas Aquí. Que la vivas en el cuerpo de R. Solo te pido que me recuerdes!”
…………………………….
Si deseas que vaya en busca de los minerales que resuenan con tus necesidades o te apetece conocer el mensaje de alguna piedra, escríbeme.
#tesorosdelatierra, #piedrasquehablanysanan, #piedrasquehablan#piedrasquesanan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.