Abre los ojos!

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación, vi a S. en un precioso y mágico prado. A su lado estaba un dragón blanco y ella hacía una diadema de flores de color rosa clarito. Me pareció que de esa manera se conectaba con la energía de Cuarzo Rosa. Esa magia, esas flores, el dragón todo formaba parte de su reino, su magia interior. Sentía yo mucho su delicadeza y al mismo tiempo su fuerza. Lo mismo que siempre percibo del Cuarzo Rosa. Ese poder inquebrantable y al mismo tiempo tan amoroso. El dragón la empujó suavemente para que se levantara y fuera hacia un estanque que estaba al lado. Era el estanque de Cianita, del agua de ese bello color azul brillante. Le dijo: “Soy un espejo. En mí, veras quien eres de verdad.” S. cerró los ojos y se metió al agua sin vacilar. La rodeó la energía de Cianita penetrando todo su cuerpo. Sintió frescura en todas sus células y el brillo azulado que salía desde su interior. El mensaje de Cianita vibraba en ella como si hablara desde dentro de su cuerpo. “Pera ver lo que te puedo aportar necesitas abrir los ojos. Eres muy valiente. No llegarías hasta aquí si no lo fueras. Sientes. Sientes desde el corazón. Hay pocos que se atreven a hacerlo. Pero ahora también toca ver. Toca ver desde la claridad interior y el discernimiento que te puedo aportar. Abre los ojos para poder expresar tu poder. Algunos lo llaman “llevar el cielo a la tierra”. Yo lo llamo abrir los ojos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.