Nada te persigue

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a Isa corriendo por un bosque. Todo era de colores fríos y ella parecía huir de algún peligro. Pensé en varias películas donde había visto esa imagen. Un peligro que asecha, y el personaje sabe que si lo pillan morirá. No era nada agradable en esa imagen. Sentí la energía de Mookaita. Intentó parar y tranquilizar a Isa diciendo que el peligro no existía, que no era real. Ella no le creía. Todo su cuerpo decía que corría peligro y que aunque estaba agotada tenía que ir corriendo. Miraba a Mookaita que tenía el aspecto de un hombre y estaba segura que le estaba engañando. Su inquietud era tan grande que tenía miedo yo de que rechazara la sanación de Mookaita. La energía de la piedra poco a poco consiguió calmar un poco a Isa. Cerró los ojos. La energía de Mookaita se colocó en su primer chacra y susurró: “Ahora te sientes segura.” Entonces Isa se sintió como si estuviera dentro de una flor de alcachofa. Me sorprendió esa imagen pero pensé que tenía su lógica. Es una flor, pero la flor fuerte, resistente y al mismo tiempo sanadora y limpiadora. Luego apareció una familia de osos, un oso, una osa y un osezno. Y al final dos árboles, una secuoya y un roble. Un gran equipo para un momento tan delicado en el que estaba Isa. Luego la energía de Mookaita se colocó en segundo chacra. La acompañaron todos, la familia de osos, árboles y la alcachofera. Mookaita susurró: “Ahora te sientes bien acompañada.” Y era verdad. Isa se relajaba cada vez más. Ya no se sentía tan perseguida. Respiró profundamente. Mookaita continuó colocándose en el tercer chacra. Cogió de manos a Isa, la miro en los ojos y dijo: “Ahora puedes.” Isa miró alrededor suyo. Seguía en el bosque pero en ese momento todo tenia preciosos colores. Estaba sentada en la hierba verde junto con el Hombre Mookaita que sostenía sus manos. Vio su camino muy diferente. Sentí la energía de Rodonita que con mucho cariño expresó su mensaje. “No puedes huir de tu pasado porque forma parte de ti. Estás corriendo pensando que algo te asecha pero lo que te causa el miedo llevas dentro de tu corazón. Te seguirá siempre. En lugar de intentar escapar de ti misma, te aconsejo que integres trozo por tozo todo lo que te ha pasado. Mira, soy como un hilo y una aguja. Coge los trozos de tu vida, tus experiencias, tus recuerdos y aprendizajes y crea una preciosa manta de patchwork! Todos estos trozos que parecen rotos e inútiles pueden crear algo bonito. Algo que te va a calentar en las noches oscuras. No huyas mas! Nada te persigue. Estás más que bien acompañada. Ahora depende de ti que harás con tu vida.” ………………………………………..
Si deseas que vaya en busca de los minerales que resuenan con tus necesidades o te apetece conocer el mensaje de alguna piedra, escríbeme.
Personalizarle las piedras y/o hacer una comunicación puede ser también un bonito regalo para algún ser querido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.