“Sí. Te quiero!”

Este conjunto ya está regalado. Fue un regalo de la boda. La comunicación hice, por supuesto, antes de ella. Un detalle… el novio llevaba en la boda corbata de color azul turquesa. Queréis saber porque eso es interesante? Leed toda la comunicación.
Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación, me pareció ver a Luisa y Jorge el día de su boda. Cada uno estaba preparándose para la ceremonia. Los dos estaban muy emocionados pero lo vivían muy diferente. Luisa estaba muy nerviosa pero al mismo tiempo muy alegre, como una niña disfrutando como si fuera su primer baile. Pensaba en “si el vestido estaba perfecto”, “si las flores combinaban bien”, “si su voz temblara a la hora de decir “Sí”. Jorge también estaba muy emocionado, pero para él lo que le emocionaba no era solo ese día. Era el hecho de convertirse en el marido para siempre, con toda la responsabilidad que conllevaba el “Si, te quiero”. En ese momento sentí la energía de Rodocrosita que dijo: “Lo que tenéis que entender es que sois más parecidos a lo que os parece. De verdad es la misma emoción que os mueve, solo que la expresáis de distintas maneras. Es importante que no olvidéis nunca que venís a complementaros. Puede que, con el paso del tiempo, en algún momento, sintáis que el otro no os entienda. Quizás sea verdad. Pero eso no es importante! No venís a entenderos uno al otro. Venís a complementaros y a haceros mejores! Luisa necesita el estable sostén del Jorge. Y Jorge necesita que Luisa le rocíe con el polvo de Hadas. Juntos sois mejores personas! No lo olvidéis nunca.”
Sentí la energía de Cuarzo Rosa que creó un tipo de carpa de tela de color rosa. Vi a Luisa y Jorge, de pie, uno enfrente del otro, mirándose. El Cuarzo Rosa les dijo: “Lo que os une es más grande que vosotros mismos. Es el amor que llena y resguarda toda la vida. Es la libertad de seguir al lado del otro, no porque estéis atados sino porque os queréis con toda vuestra alma.”
Luego, me pareció sentir la energía de Rodonita que trasmitió ese mensaje: “En la vida que os espera habrá momento duros. Mis manchas negras son como las pinzas que sacan las punchas clavadas que pueden causar daño. A veces por pequeñas que sean si no las sacas, se infectan y duelen. Os aporto entendimiento de lo que sois, con vuestros puntos fuertes y débiles.
Lo que os une, es mucho más fuerte que esas punchas! Con mi fuerza, podréis sacarlas y sanar las heridas.”
Continuó la Amazonita: “Es imprescindible que expreséis con libertad vuestra Verdad. Nunca tengáis miedo de decir al otro lo que sentís. Así podréis mostrar quien sois y no os perderéis por el camino. Que vuestras palabras sean como luz que guía al otro.”
Turquesa, la vi como a las flores de color intenso en la cabeza de Luisa y la corbata del mismo color de Jorge. Me pareció que intentaba mostrar de esa manera que su energía puede acompañar a cada uno de ellos de manera que más lo necesitan.
La ultima piedra, Prehnita que en el conjunto está por encima de todas, susurró: “ Soy vuestro barco que os llevará por el océano de la vida. Tenéis que confiar uno al otro. Si jorge lleva el timón, tiene que confiar que Luisa tiene suficiente fuerza y habilidad para izar velas. Y si es ella que lleva el timón es para que Jorge suba el mástil, confiado que está en buenas manos, para ver mejor desde arriba lo que os espera. Os otorgo la confianza mutua. Si respetáis los dones de cada uno podréis manejar vuestro barco y superar todas las tempestades para llegar a un puerto tranquilo. No hace falta que uno haga todo solo. Sois un equipo.”

Dos brazos para abrazar

Ese colgante considero un colgante maestro. Lo que trasmitió a través de esa comunicación es completo, lleno de apoyo y de sabiduría. Os apetece leer su mensaje?

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a M. en pleno sol en una piscina llena de lana cardada de color de Rodonita. Era muy agobiante estar dentro de la lana con el calor y la sensación que se iba a ahogar. La lana la absorbía como arenas movedizas. Salió de la piscina, decepcionada. Miró la piscina llena de lana color Rodocrosita pensando por dentro: “ Ya lo he dicho que no lo había elegido”. Sentí la energía de Rodocrosita mucho más sutil como un espíritu a su lado, mirando junto a M. la piscina. Le susurró al oído: “Es que te falta la base, el apoyo, por eso te ahogas. Actúa!” Apareció una rueca para hilar y M. se sentó a trabajar. Sacaba la lana rosada de la piscina e hilaba un precioso finito hijo que se convertía en jerséis, capuchas y otras prendas de abrigo. Muy contenta empezó a vestir a los agradables pero un poco raros animalitos que comenzaron a parecer a su lado. Tanto ellos como M. estaban muy contentos y animados. De lo que no se dio cuenta M. era que los animalitos salían de su sombra. El sol creaba una sombra muy densa detrás de ella. De allí salían los monstruitos pero al entrar en la luz del sol se hacían más simpáticos y cuando ponían los jerséis hechos por ella se convertían en animalitos extraños pero muy simpáticos. Y sobre todo muy agradecidos al recibir su prenda de color rosa. Cundo M. abrigó a todos, apareció un árbol de Ginko Biloba. M. y sus animalitos se sentaron bajo su sombra. El árbol le dijo: “ Dos manos, dos alas, dos piernas, dos energías opuestas, dos hemisferios, dos brazos para abrazar.” Eso le dio el impulso para abrazar a sus animalitos. En ese momento se activó la energía de Crisocola. Se situó al principio en el timo conectando a M. con la sabiduría de su alma. Luego se convirtió en un precioso helecho que con sus hojas rodeó su garganta haciendo cosquillas a su cuello y mandíbula. Sentí como si se hiciera una gran limpieza a través de su alma para que pudiera expresar el potencial que tenía. Como el helecho mágico que no es fácil encontrar porque esconde sus secretos y los muestra solo a los que son valientes y saben emprender al viaje hacia las profundidades del bosque para encontrarlo.
Luego sentí la energía de Jade que creó una esfera de luz verdosa pero al mismo tiempo apareció un eje que traspasaba su cuerpo entrando desde la coronilla y saliendo por primer chacra. Sentí como M. se anclaba en la Tierra pero también conectaba con el cielo. Y desde allí, desde lo alto de las estrellas le llegó Kuan Yin, la Diosa y Maestra muy querida en el Oriente. Sentí como la vinculaba con un sitio concreto del Universo. La conectaba con Orión. La sentí por encima de su chacra estrella del alma que está situado 50 cm por encima de la cabeza creando un precioso flor de loto cuyas raíces eran ese pilar de luz de color jade que traspasaba a M.
………………………………………………………………………………………
# Si te apetece que busquemos unos minerales que respondan a tus necesidades o deseas que haga una comunicación para conocer el mensaje de algún mineral no dudes en ponerte en contacto conmigo.
#piedrasquehablanysanan

Dos brazos para abrazar

Ese colgante considero un colgante maestro. Lo que trasmitió a través de esa comunicación es completo, lleno de apoyo y de sabiduría. Os apetece leer su mensaje?

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a M. en pleno sol en una piscina llena de lana cardada de color de Rodonita. Era muy agobiante estar dentro de la lana con el calor y la sensación que se iba a ahogar. La lana la absorbía como arenas movedizas. Salió de la piscina, decepcionada. Miró la piscina llena de lana color Rodocrosita pensando por dentro: “ Ya lo he dicho que no lo había elegido”. Sentí la energía de Rodocrosita mucho más sutil como un espíritu a su lado, mirando junto a M. la piscina. Le susurró al oído: “Es que te falta la base, el apoyo, por eso te ahogas. Actúa!” Apareció una rueca para hilar y M. se sentó a trabajar. Sacaba la lana rosada de la piscina e hilaba un precioso finito hijo que se convertía en jerséis, capuchas y otras prendas de abrigo. Muy contenta empezó a vestir a los agradables pero un poco raros animalitos que comenzaron a parecer a su lado. Tanto ellos como M. estaban muy contentos y animados. De lo que no se dio cuenta M. era que los animalitos salían de su sombra. El sol creaba una sombra muy densa detrás de ella. De allí salían los monstruitos pero al entrar en la luz del sol se hacían más simpáticos y cuando ponían los jerséis hechos por ella se convertían en animalitos extraños pero muy simpáticos. Y sobre todo muy agradecidos al recibir su prenda de color rosa. Cundo M. abrigó a todos, apareció un árbol de Ginko Biloba. M. y sus animalitos se sentaron bajo su sombra. El árbol le dijo: “ Dos manos, dos alas, dos piernas, dos energías opuestas, dos hemisferios, dos brazos para abrazar.” Eso le dio el impulso para abrazar a sus animalitos. En ese momento se activó la energía de Crisocola. Se situó al principio en el timo conectando a M. con la sabiduría de su alma. Luego se convirtió en un precioso helecho que con sus hojas rodeó su garganta haciendo cosquillas a su cuello y mandíbula. Sentí como si se hiciera una gran limpieza a través de su alma para que pudiera expresar el potencial que tenía. Como el helecho mágico que no es fácil encontrar porque esconde sus secretos y los muestra solo a los que son valientes y saben emprender al viaje hacia las profundidades del bosque para encontrarlo.
Luego sentí la energía de Jade que creó una esfera de luz verdosa pero al mismo tiempo apareció un eje que traspasaba su cuerpo entrando desde la coronilla y saliendo por primer chacra. Sentí como M. se anclaba en la Tierra pero también conectaba con el cielo. Y desde allí, desde lo alto de las estrellas le llegó Kuan Yin, la Diosa y Maestra muy querida en el Oriente. Sentí como la vinculaba con un sitio concreto del Universo. La conectaba con Orión. La sentí por encima de su chacra estrella del alma que está situado 50 cm por encima de la cabeza creando un precioso flor de loto cuyas raíces eran ese pilar de luz de color jade que traspasaba a M.
……………………..
# Si te apetece que busquemos unos minerales que respondan a tus necesidades o deseas que haga una comunicación para conocer el mensaje de algún mineral no dudes en ponerte en contacto conmigo.
#piedrasquehablanysanan

Sabes, cuántas aventuras más te esperan? Tantas, cuantas te permites soñar!”

A veces se necesita ajustar la energía de los minerales. En ese proceso aparecen las energías que ayudan tanto a las piedras como a la persona entenderse mejor. Lee quien dio mensajes a través de ese colgante.
Después de pedir permiso para abrir el canal de comunicación no vi a N. Incluso pensé si las piedras eran de verdad para ella. Pero la habían llamado por alguna razón. Pues, insistí y finalmente la vi. Me pareció ver como si el Cuarzo se convirtiera en una espada y las otras piedras intentaban poner encima de N. una armadura. N. no estaba muy convencida y las miraba desconcertada. Pregunté a las piedras si de verdad era necesario convertir a N. en un caballero porque no la veía contenta. Las piedras susurraron muy sueve para que N. no lo oyera: “Es que ella tiene que actuar! Nosotros solo somos maestros. No te das cuenta? Es el Excalibur!” Miré otro vez al Cuarzo convertido en una espada. Los minerales continuaron : “Recuerdas la leyenda sobre el Rey Arturo? Era él quien decidió intentar a sacar El Excalibur ! Y lo consiguió aunque en ese momento pocos sabía quien es.” Susurré de la misma manera como lo hacían las piedras: “Vale, de acuerdo. Pero pienso que apretando a N. y siendo duros, no vais a conseguir gran cosa. No seria mejor, apoyarla , enseñar poco a poco como aprovechar esa gran oportunidad que se le presenta?” Respondiendo a mi pregunta y propuesta la energía de los minerales cambió. Sentí como poco a poso los minerales se llenabas de tres energías diferentes.
Primero sentí la energía de la Hada Morgana en las Rodonitas. Le dijo a N.: “Venimos apara ayudarte y acompañar. Soy Morgana. La mujer sanadora. La mujer a la que no se entendió. Ni se amó. La mujer que sufrió pero aprendió amar su feminidad. La mujer que encontró su fuerza entre los escombros de su mundo. Te ayudaré a sanar las heridas de la falta de amor, del desengaño, de las perdidas, de malentendimientos. Es un reto. Pero estaré a tu lago para que puedas elevar el dolor hacia el amor.
En el Cuarzo Rosa vibra la energía de Nimue, la Dama del Lago. Una energía muy serena. Muy abierta y segura de si misma. Una energía en expansión y anhelo de aprendizaje. De conocer más.
En Amatista empezó a vibrar ni mas ni menos el gran Mago Merlín. Dijo a N.: “La noche está llena de estrellas. Hay momentos en la vida que miramos más las estrellas que disfrutamos de la cálida luz del Sol. Es el momento cuando la vida nos da una sabiduría que sobresale nuestras limitaciones. Es el momento cuando la oscuridad de la noche deja de darnos miedo. Y en lugar de él nos da entendimiento. Abrazo a ti con todas tus experiencias. En el curioso momento de tu vida cuando en plena luz del sol puedes sacar tu Excalibur y al mismo tiempo puedes mirar las estrellas de la noche. Sabes, cuántas aventuras más te esperan? Tantas, cuantas te permites soñar!”
Al final me pareció ver un hilo dorado que unía a las piedras y a Morgana, Nimue, Merlin y a N. Y ella llevaba, en su mano extendida, el Excalibur de cristal.

Guerrero de la Luz

colgante de rodonita, cuarzo rosa y cuarzo verde

Son los minerales del chacra corazón pero solo la energía de uno de ellos se situó en esa chacra. Queréis saber dónde se activaron las otras? Aquí tenéis la comunicación.
Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación sentí a W. como si fuera unos hongos que vivían en la simbiosis con los agrandes árboles milenarios. La simbiosis durante la cual todos se beneficiaban. Sobre todo los árboles que sin los diminutos hongos casi que no pudieran tirar adelante. Aunque pequeño W. sentía que desempañaba un rol muy importante en la inmensidad del bosque. Como si ese bosque fuera una galaxia y, aunque podía parecer increíble, todo el funcionamiento de ese gran ecosistema dependía también de W. La energía de Cuarzo Verde impregnó su segundo chacra del sentimiento de seguridad de que formaba parte de un gran TODO y de que su aportación era muy, muy valiosa. Me sorprendió un poco que la energía del Cuarzo Verde se había situado justo en ese chacra. Pero de pronto lo entendí. Allí en el segundo chacra están las memorias de todas las relaciones amorosas que a veces se basan en la manipulación, en el miedo, en la lucha de podar en lugar del amor. Chacra sexual resguarda esos lazos y en ese momento el Cuarzo Verde los diluía. Mostrándole a W. como en un gran espejo su importancia, su valor. W. sintió la unión y conexión desde el amor con toda la vida, con sus seres queridos, con la gente que le rodea. Detectó toda la manipulación que se disfrazaba de amor. No sintió ni tristeza ni enfado al verlo. Solo sorpresa. Y en ese momento decidió que simplemente no entraba en ese juego de poder. No le interesaba y tampoco le afectaba.
Luego sentí la energía de Cuarzo Rosa. Se situó en su chacra Estrella del Alma. Le envolvió una esfera de color rosa. Más bien que esfera, era un precioso capullo de flor de suave color rosa. W. se sintió acogido, abrazado, entendido y sobre todo amado. El Cuarzo Rosa filtraba y activaba su chacra Estrella del Alma. Para que nunca perdiera la conexión con su Yo Superior que le amaba incondicionalmente. Siempre!
En ese momento se activó en su corazón la Rodonita. Sentí como le hacía cada vez más fuerte y valiente. Era la sensación como un despertar del Guerrero de la Luz.
Sentí activadas las tres energías. En su segundo chacra Cuarzo Verde que le conectaba en la red de vida, en el chacra Estrella del Alma Cuarzo Rosa que le conectaba en el universo y su infinito amor y Rodonita en su corazón que le conectaba con tu fuerza interior que trasmuta todos los monstruos en luz.

La Madre Equina

crisotila, rodonita


Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a Mar cabalgando en un caballo blanco, precioso. Lo estabas disfrutando pero en un momento como si se hubiera despertado y se hubiera dado cuenta que hacía.
Frenó de golpe y bajó del caballo. Y se arrodilló. Con la cabeza agachada dijo: “Perdona! No me he dado cuanta quien eres. Eres la Madre Equina!”.
La Madre Equina la miró y dentro de su ser, Mar oyó sus palabras
”Levántate. Un gran problema de muchos de vosotros es que os perece que sois inferiores de mí. Y así, os alejáis de mi magia. Pensáis que sois inferiores de otros, menos despiertos, menos dotados, menos guapos…. Cierra los ojos y siente. Qué ves?”
Lo que sintió Mar era un gran amor. Gran amor que no entiende las palabra “más” ni la palabra “menos”. Mar se vio a si misma abrazando a la Madre Equina. Ese abrazo, esa unión, fusión le hizo posible sentir que no había diferencias entre ellas. En ese momento, de repente, se le abrieron a Mar unas preciosas alas blancas. Fue como si se hubiera roto un escafandra que las retenía y empezó a brillar. La Madre Equina la invitó a que subiera para continuar a cabalgar juntas. En un segundo pensé que otra vez iba a negarlo pero finalmente lo aceptó. Era una imagen impresionante. Mar con sus alas grandes, tan blancas como La Madre Equina.
Me pareció que esas piedras hicieron posible ese reencuentro. Crisotila con su especial don que conectar con el mundo mágico de la naturaleza y Rodonita que le ayudó a dejar la inseguridad y dudas.

Mensaje de la Rodonita y la Osa

colgante rodonita


Después de pedir permiso para abrir el canal de comunicación vi a Carla sentada, en un comedor bebiendo café. La casa era de estilo Bauhaus. Con ventanas grandes. Todo minimalita, de buen gusto. Ella estaba mirando por la ventana, con la taza del café en las manos. Fuera se veía los arboles grandes, parecía que la casa estaba en la montaña, todo era cubierto de la nieve. Carla estaba pensando que debería hacer ahora. Con un tono de determinación, de la convicción que tenía que tirar adelante y que lo podía hacer. Solo que no sabía como. Estaba respirando profundamente como si quisiera recobrar las fuerzas. En un momento se levantó, se vistió. Al salir, se adentró en el bosque que rodeaba la casa. Llegó hasta una cueva y entró en ella. Dentro estaba durmiendo una osa con los pequeños ositos. Carla, como si nada, como si la osa fuera su amiga, quitó la chaqueta y se sentó a su lado. La osa se despertó poco a poco y con la voz somnolienta saludó a Cristina. Dijo con ternura: “Hola, me alegro que hayas venido. Mira, estos son mis hijos. Acaban de nacer.” Al mirar los ositos, dormidos tan placidamente, Carla rompió a llorar. Era como si hubiera estallido una burbuja, y toda ese amor, tranquilidad y ternura que se sentía hizo derrumbar algún muro en su corazón. La osa dijo: “Ven a mi lado, siente mi calor.” Y Carla se acurrucó al lado de los ositos, sintiendo el calor y respiración la madre osa que le contaba: “Mis hijos nacen en invierno, cuando parece que todo muere. Cuando parece que muero yo. Pero de verdad es el principio del nuevo ciclo. Para empezar lo nuevo, tiene que morir una parte de nosotros. Eso no es ni bueno ni malo. Forma parte del milagro de la vida. Llora! Es normal, te despides con la Carla que ha muerto para recibir la que acaba de nacer. Date tiempo y luego sal de la cueva. Fuera te espera la primavera.”

Cenicienta

colgante de rodonita

Fue una comunicación entre una niña y un colgante de Ágata de Botswana y Rodonita. Son las piedras que veis en la foto aunque colgante era diferente. Mirad como las piedras adaptaron el mensaje a su pequeña portadora.

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a Ivon vestida de época, corriendo por un precioso jardín. De lejos se veía un palacio. En uno de los banco, la esperaba una pareja. Una preciosa y joven mujer y un hombre. Los dos elegantes y radiantes. Ivon se sentó a su lado. La chica dijo: “Buenos días Ivon, nos reconoces?”. Ella movió la cabeza con muchas dudas y preguntó: “Eres una princesa? Y ella respondió: Ahora sí y vivo aquí. Pero antes me llamaban Cenicienta. Conoces mi historia, verdad? He venido para que sientas y veas que en la vida hay de todo. Mi vida no empezó feliz. Murió mi madre, mi madrastra y mis hermanastras no me trataron bien. Pero yo pedí la ayuda y mira ahora estoy aquí. Confiaba y sabía pedir ayuda. Parece fácil pero muchas veces no lo es. Estaré contigo para ayudarte en los momentos difíciles sentirte bien segura y confiada.” A mí me pereció en ese momento que de vedad era la energía de la Ágata de Botswana, la energía acogedora y cálida.
Luego habló el príncipe trasmitiendo el mensaje de la Rodonita. “Parece que mi parte de la historia es mucho más feliz. Nací aquí en ese precioso palacio. Pero siempre buscaba algo más, buscaba el amor. Y cuando lo encontré, cuando encontré a la mujer en la que me enamoré, ella se me escapó. Cuando huyó del palacio podría yo quedarme aquí desanimado, triste. Pero no. Yo salí de aquí, salí a buscarla. No fue nada fácil pero lo conseguí. Lo que quiero mostrarte es que hace falta actuar, necesitas hacer su camino, emprender la aventura para encontrar lo que de verdad quieres. Primer paso es confiar tal como dice mi princesa pero hay que actuar también. No sería suficiente solo confiar y quedarme en mi palacio bonito. Yo confiaba y por eso tuve fuerza de salir en su busca. Y mira que felices estamos ahora.”
Ivon abrazo a los dos y empezaron a jugar en ese preciosa jardín.

Colgante de Rodonita

rodonita

Colgante de Rodonita que estimula, aclara y activa el chacra corazón Anahata, con su símbolo- el loto de doce pétalos.

“El corazón sabe comprender y es capaz de actuar desde la Compasión, para ello es necesario que en el momento en el que la frustración o el juicio se apoderen de tus sentimientos te otorgues un momento para respirar profundo e ingresar a la Consciencia de la Gratitud. Decreta internamente: Te agradezco por mostrarme el reflejo de lo que debo transformar en mí.
De esa manera las relaciones comenzarán a aquietarse dentro de un espacio más armónico, en el cual la comunicación deje de basarse en la reacción y se transforme hacia la acción consciente guiada por el corazón. Tu mundo exterior es un reflejo fiel de tu mundo interior y ya es momento de que asumas tu poder y la responsabilidad sobre ello. No tomes importancia a lo que te hacen los demás, enfócate en aclarar lo que sus actos te generan por dentro, pues detrás de todo existe una valiosa lección de Amor Incondicional. Recuerda que no eres víctima, sino un creador consciente que necesita asumir su poder para ser libre.”

http://quantumholoforms.com/kai/proyecto-conciencia-solar-decima-meditacion-mensual-el-rayo-opalescente-y-las-frecuencias-numericas/

Helios

rodonita, cuarzo rutilado

Era una comunicación entre Antonia ( nombre inventado) y su perro Joy
Después de pediros el permiso para abrir el canal de comunicación los vi a los dos caminando. Bueno, quizás caminar no es buena palabra porque casi no podían avanzar. Soplaba muchísimo viento, una verdadera tormenta de arena….Era como una lucha… Nada tenía color, solo arena y cansancio…. Pregunté si era eso lo que querían experimentar y me pareció verlos en un precioso prado. El cambio fue muy profundo. Pregunté que hacía que era tanta diferencia entre lo que deseaban y lo que experimentaban. Me pareció sentir, la inquietud de Antonia. Era una sensación arraigada dentro de ella, de exigencias, de necesidad de cumplir los propósitos. La veía por un lado tranquila pero con un peso que hacia que todo parecía más denso, más difícil, de lo que era de verdad. La desequilibraba. Acudieron las energías de las piedras. Crearon un campo de vibración elevada que filtraba todo alrededor para que a Antonia y a Joy llegara solo la vibración del amor. Pero sobre todo limpiaron el cuerpo físico de Antonia de todos los residuos, de esa y otras vidas, todas esas exigencias internas pegadas a todo tu cuerpo. Joy dijo : He encarnado para ayudarte en ese trabajo. Pera que sientas mi calma que viene desde la Tierra… Estaban tumbados en el precioso prado y me parecía que absorbían la energía de la Tierra con todo tu cuerpo…. Al final pasó algo muy mágico. Apareció un ser luminoso. Era como la forma física de la energía del Sol. Pregunté quién era y me pareció que era el mismo Helios… Le puso A Antonia a la altura del plexo solar un código luz. Era uno personal, un anclaje directo, entre ella y consciencia solar. Una conexión muy poderosa…… Pura luz de sabiduría….. Y Joy decía: si ella está bien yo también….