Rostro humano

“El rostro humano es portador y expositor del misterio de la vida individual. Desde él, el mundo privado e interno de la persona se proyecta al mundo anónimo. Es el punto de encuentro de dos territorios desconocidos: la infinitud del mundo exterior y el mundo interior inexplorado al que unicamente el individuo puede acceder. Éste es el mundo nocturno que se halla más allá de la luminosidad del rostro.”
“ANAM CARA. El libro de la sabiduría celta” de John O´Donohue.

El poder de los Árboles

El poder de los Árboles
Para los celtas al árbol representa el perfecta evolución y sintonía con los cuarto elementos. El árbol se asienta en las entrañas de la tierra en la que crece, estando así en perpetuo contacto con la realidad de lo tangible. Mecido por el elemento aire que es el viento, calentado por el fuego del sol y debidamente regado por la fuerza de las lluvias contenedoras del elemento agua, el árbol crece, su tronco asciende a los cielos y cuando alcanza el tiempo adecuado sus ramas que para los druidas son los brazos, se expanden hacia el plano de lo espiritual, hacia el cielo. La cabeza del árbol no es su copa sino los frutos, flores o bayas que produce. Los árboles representan al ser humano a camino entre dos mundos, con los pies (raíces) siempre en la tierra, creciendo continuamente y dependiendo de los elementos y con una misión, producir los frutos que eran sus acciones, su evolución e inteligencia.
Consideraciones como las anteriores son las que nos permiten entender la preferencia por el claro de bosque como el templo ya que en su interior el druida se encontraba en una zona sagrada delimitada por seres evolucionados que eran los árboles, y manteniendo una conexión perpetua con el cielo y la tierra. En el claro el druida realizará todas las practicas mágicas importantes, se reunirá con los ancestros, y desde allí hablará con sus arboles guía.
Extraído de “Mitología celta y nórdica” de Alessandra Bartolotti
………………..
Durante las sesiones del Reiki Celta trabajamos y nos alineamos a la energía de los árboles. Si te aparece saber sobre las sesiones de ese precioso sistema de sanación, escríbeme.

Reiki Celta

En cada sesión de Reiki Celta, las primeras energías que trasmito son las mismas. Las de Fresno y Roble. Pero cada uno las recibe a su manera. En la ultima sesión percibí la energía del Roble instaurándose sobre todo el el tercer ojo de la persona que recibía la sesión. Lo que vi era muy impresionante. En su tercer ojo veía la bellota. Pero era al mismo tiempo la semilla y el árbol. Para decir más concretamente, eran las raíces. Veía muy claramente la bellota que en otras dimensiones se convertía en una infinidad de raíces que entrelazaban las dimensiones y todos los cuerpos de la persona. Tanto el cuerpo físico como emocional, mental y etéricos se interconectaban gracias a la energía del Roble. La energía sobresalía de la pequeña bellota situada en medio de la frente de la chica y se expandía hacia el universo. Como si fuera un recordatorio. Somos las semillas que crecen en esta preciosa tierra pero nuestros raíces nos conectan con el Todo .

Reiki Celta

Durante la sesión de Reiki Celta trabajamos la energía de los árboles que se trasmite a través de los símbolos relacionados con Alfabeto Ogham de los Druidas. Luego os envío u os doy si la sesión es presencial la información relacionada con el árbol que hemos trabajado. He preparado esas tarjetas que de un lado tienen el símbolo y la imagen del árbol y del otro la explicación. Qué os parecen? Yo estoy contenta, pienso que han salido bastante bien

🙂

Las sesiones de Reiki Celta puedo hacer tanto presenciales como a distancia. Si algún día te apetece experimentarlo, escríbeme y te cuento todos los detalles.