Creadores de los sueños

Vivo en Cataluña pero soy de Polonia. La nostalgia por los sabores y olores eslavos me hace sentir lo lejos que estoy de mi patria.
Soy la hija de un soñador que en los tiempos grises del régimen comunista creó un parque de fauna y flora polaca para que todos puedan escapar de la ciudad y pasar tiempo con sus seres queridos entre los arboles y animales.
Soy la hija de un hada que fingía ser jardinera para poder encontrar refugio entre flores.
Soy una emprendedora que hace equilibrios en cuerda floja entre ser madre, ser jefa, ser terapeuta, ser pajera, ser amiga y simplemente SER.
En las ultimas semanas durante las cuales casi tiré la toalla pensando que no era nada, me di cuenta de algo increíble.
Todos somos mucho más de lo que pensamos ser.
Somos incluso muchos más que nuestros más increíbles sueños.
Somos creadores de los sueños.

Y yo como tú soy una creadora de los sueños.

Potaje que nos prepararon otros

Hoy comparto con vosotros la comunicación que hice hace unos dias con ese colgante.

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a L. sentada en un bar. Había mucho ajetreo en ese pequeño bar, la gente comiendo, ruido de las charlas, todos bastante apretados. L. estaba sola, comiendo un potaje, observando a todos. En un momento dado sentí las energías de los minerales que se presentaron en forma de dos personas, que se sentaron junto a ella. El hombre Cornalina a su lado izquierdo y el hombre Jade a su lado derecho. Los tres estaban mirando a la gente tal como lo hacia L. cual mientras tanto comía su potaje. L. miró su plato y dijo a Cornalina: “No está tan malo.” Cornalina ni la miró, solo susurró: “Si lo dices tú.” L. se sintió mal. Miró otra vez su plato. Sentía en su interior que estaba comiendo un potaje que no había preparado ella. Pero no se sentía capaz en ese momento de levantarse e irse a su casa para hacerse su comida. Parecía que iba a llorar. Cornalina lo sintió y dijo: “Deja que te muestro que puedes hacer.” En un abrir y cerrar los ojos, L. sintió que se convertía en la dueña del bar. Estaba sirviendo a todos algo delicioso. Estaba sonriente, hablando con la gente. Se notaba que todos querían hablar con ella, que la apreciaban y reconocían su trabajo.
Todo volvió otra vez a la imagen principal. Otra vez estaba sola con sus piedras. Miró otra vez su potaje y lo apartó de si misma. Cornalina cogió su mano y dijo: “Todo tiene su momento y su tiempo. Pero es importante que seas siempre sincera contigo misma. Ni te desesperes ni engañes que toda va bien. Solo siente.” L. cerró los ojos, sintió que la llenaba la energía de color naranja, calentito, agradable que callaba su mente, que la devolvía el sentido de la vida. Cornalina continuó: “Solo siente. No opines, no des etiquetas, no juzgues. Todo lo que haces, es lo mejor y necesario para ti. No des demasiadas vueltas. Solo siente la vida.” L. suspiró y abrió otra vez los ojos. El bar seguía el mismo pero ella empezó a mirar a la gente diferente. En ese momento sentí la energía de Jade que se inclinó para decir a la oreja de L.: “Puedes aprender de todos ellos. Tanto ellos como tú sois como unos libros, que se están escribiendo en cada momento. Pero ya lleváis uno cuantos capítulos vividos. De cada uno puedes aprender. Tanto de tu libro como de los demás.” L. comenzó a disfrutar del momento en en cual estaba. Ya no comía ese potaje, solo disfrutaba de la presencia de las personas que la rodeaban. Jade continuó: “Pienso que es el momento que deberías salir de allí.”
Me sorprendí porque pensaba que el bar estaba en medio de una ciudad ruidos, pero al salir, L. se encontró en precioso paisaje vede. De lejos se veía una montaña. Se sentaron los tres en la hierba verde y suave. Cornalina y Jade, estaban con los ojos cerrados tocando a L., cada uno de su lado. Y ella solo miraba. Contemplaba la preciosa montaña que estaba a lo lejos, el horizonte lejano, el azul del cielo, el verde de los prados, lo blanco y rosado de las pequeñas flores que la rodeaban. Veía los colores de la vida. Respiró y sintió la frescura del aire. Sintió la vida!
…………………………….
Si deseas que vaya en busca de los minerales que resuenan con tus necesidades o te apetece conocer el mensaje de alguna piedra, escríbeme.
#tesorosdelatierra, #piedrasquehablanysanan, #piedrasquehablan#piedrasquesanan

Solo te pido que me recuerdes

Este precioso Cuarzo tiene su secreto. Si queréis conocerlo, leed la comunicación que hice con él.

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación me pareció ver a un hombre, que pensé que era la energía del Cuarzo, y a R- la chica a la que hacía la comunicación. Estaban sentado uno enfrente del otro. Era algo desafiante en sus miradas. Aunque sentía mucho amor entro los dos, algo se me escapaba. Algo sutil. Era como si se retaban. En algún momento el hombre resopló de una manera muy curiosa. Parecía un sonido de algún animal. Pregunté si me podría mostrar su verdadera forma. Y en ese momento se convirtió en un dragón. Intentó sentarse en la silla, pero ella se rompió. Parecía muy desanimado, como si tuviera que retener las lágrimas. Puso su gran cabeza en la mesa, sin mirar a R. Ella estaba desconcertada. De él emanaba una tristeza o más bien una nostalgia. Sentí ganas de cantar. Empecé a grabar un audio de los sonidos que me venían. Después de unos minutos. Me pareció ver a Sara, encima de su dragón. Estaban volando entre las nubes. Llegaron a un pueblo. Parecía un pueblo del norte. Lleno de nieve, de casas de madera, con un puerto. Sentí que ese era el lugar donde habían vivido juntos R. y el dragón hace mucho, mucho tiempo atrás. Se fueron a una casa. Allí dentro, con el fuego encendido, hacía calor agradable. Había suficiente espacio para un dragón que parecía muy contento. R. estaba sentada en el suelo. El dragón puso su cabeza en sus piernas y se durmió, como si fuera un gatito feliz.
Otra vez los sentí aquí y ahora. El dragón miró en los ojos de R. de ahora y le dijo: “ Solo te pido que lo recuerdes! Te hecho mucho de menos. Sé que ya no eres ( aquí dijo un nombre que supongo que era el nombre de R. de aquellos tiempos) y yo no soy ese dragón. Pero te sigo queriendo tanto como en los viejos tiempos. Y el tiempo de verdad no existe. Mira, yo sigo a tu lado. Ahora llego a tus manos en forma de ese precioso cuarzo. Pero soy yo. Solo te pido que me recuerdes! Ahora eres R., pero como R. también puedes disfrutar de esos viejos tiempo. Como si estuvieras mirando un álbum de fotografías. Todo lo que habíamos aprendido juntos, está guardado en tus células. Vuelve a mí siendo R. de ahora. Podemos emprender muchas aventuras tal como antes sin que te desconectes de Aquí y Ahora. No tengas miedo! Yo te traigo toda la magia que no tiene tiempo. Que la vivas Aquí. Que la vivas en el cuerpo de R. Solo te pido que me recuerdes!”
…………………………….
Si deseas que vaya en busca de los minerales que resuenan con tus necesidades o te apetece conocer el mensaje de alguna piedra, escríbeme.
#tesorosdelatierra, #piedrasquehablanysanan, #piedrasquehablan#piedrasquesanan

Velas

 “Antes de que existiera electricidad, a la noche se encendían velas. Ésta es la luz ideal para acoger la oscuridad; ilumina suavemente las cavernas e incita a la imaginación. La vela permite que la oscuridad conserve sus secretos. En su llama hay sombras y color. La percepción a la luz de la vela es la forma de luz más apropiada y respetuosa para acercarse al mundo interior. No impone al misterio nuestra torturada transparencia. La mirada fugaz es suficiente. La percepción a la luz de la vela demuestra la delicadeza y el respeto apropiados al misterio y la autonomía del alma.”
ANAM CARA , El libro de Sabiduría Celta de John O`Donohue

Historia del universo

Esta foto me sirvió para hacer esa comunicación. Siempre me gustan mucho las comunicaciones hechas con los minerales que ya llevan mucho tiempo con vosotros. Se expresa en ellas mucho amor y aprecio que os tienen vuestras piedras. Aquí tenéis el mensaje de ese humilde mineral.
Nada más pedir el permiso para abrir canal de comunicación vi a G. abrazando un árbol. Quizás más bien era un arbusto. Cuando enfoqué la mirada me di cuenta que era un limonero. Pensé en seguida que era la energía de la piedra, como ella tenía ese tono amarillo de los limones. Y efectivamente, cuando G. se sentó a su lado expresó quien era. Dijo a ella: “Aunque soy piedra te muestro como me siento. Observa que precioso ser soy! He crecido gracias a ti. Y doy frutos gracias o todo lo que hemos vivido juntas. A los seres humanos se os olvida muchas veces la importancia que tenéis. Todo lo que os rodea os necesita. A veces estáis buscando fuera los maestros cuando de verdad los maestros sois vosotros. Y no solo para vosotros mismos sino para todos los seres que os acompañan. Mi evolución sin ti sería incompleta. Todo el tiempo que pasé a tu lado me hizo crecer. Esos preciosos limones que ahora te puedo ofrecer, es el resultado de toda nuestra historia que hemos compartido. Ahora es el momento en el que te puedo devolver tu cariño. Mis limones harán más fuerte tu cuerpo. Todos tus cuerpos! Serán como la vitamina C tanto para tu cuerpo físico, como tu cuerpo emocional, mental y etérico. Te harán más resistente y al mismo tiempo más flexible. Pero sobre todo quiero que sepas que sin ti todo eso sería imposible. Honra tu vida! Honra quien eres! A llegado la hora de que aprecies por completo la gran papel que tienes en la historia del universo!”

Pista de patinage

Hoy comparto con vosotros la comunicación con esa Piedra Luna para que entendáis que de vedad es importante en la vida. Espero que os guste.

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a S. en la pista de hielo. Patinaba como una campeona, haciendo saltos y piruetas. Al mismo tiempo recordé una escena del libro “El Brujo” que había leído hacia muchísimos años. Allí la protagonista, Ciri -una Niña de la Sorpresa cuyo destino estaba atado al del brujo Geralt, estaba luchando en la pista de patinaje. Sobrevivió gracias a su velocidad que tenía y su gran destreza. Me pareció que la Piedra Luna dijo a S.: “Soy como la pista de hielo. Puedo acelerar todos los procesos, aquí, en la tercera dimensión. Pero tienes que recordar que tú sola estás actuando. Sales a la pista y suena la música. Estás desempeñando un papel. Nada más. Parece fácil pero al mismo tiempo necesitas ser muy habilidosa y creativa. Dependiendo de la música, tienes que dar todo de ti para que tu actuación sea perfecta. Y yo te doy rapidez y sostén.” Como Piedra Luna hablaba sobre patinar como si fuera algún campeonato pregunté si al terminar alguien daba “puntuación” como suele parar en los concursos de patinaje. La Piedra Luna respondió: “Eso no tiene tanta importancia como parece. Los que juzgan no importan. Lo importante es como lo vive S. Si consigue que le guste su actuación en la pista de hielo, es la ganadora.. El jurado no importa. Pero sí que son importes los que la observan y han venido a animarla o a contemplar su baile. La miran y siguen las emociones que expresa. Si se cae, se les encoge el corazón, si expresa la belleza, se les escapa la lagrima de la emoción. Pueden vivirlo gracias al espectáculo que les da S. No necesitan ponerse en la pista. Se benefician solo observándola.”
Como me había venido la imagen de Ciri, una Niña de la Sorpresa pregunté a Piedra Luna si su historia de alguna manera es importante para S. La Piedra Luna respondió: “Todo viene de una forma idónea y todo encaja perfectamente. Lo que pasa es que al no poder ver toda la perspectiva y todas las relaciones, lo que os llega a lo humanos, os sorprende. Como si no fuera lo que hubierais pedido. Pero siempre, todo es, como tiene que ser y como habéis pedido. A veces os parece muy complicado pero de verdad todo es muy simple. Porque siempre una Niña de la Sorpresa viene de manera adecuada para encajar en el hueco que necesita ser tapado.”
…………………………………………………………………………….

Si deseas que vaya en busca de los minerales que resuenan con tus necesidades o te apetece conocer el mensaje de alguna piedra, escríbeme.
#tesorosdelatierra, #piedrasquehablanysanan, #piedrasquehablan#piedrasquesanan

El vació de la semilla

Quería compartir con vosotros la experiencia que tuve trasmitiendo el código Vacío. Ese código forma parte del sistema Zafiro sostenido por Tortuga Abuela. Esos códigos también son llamados Pilares de la Conciencia. Lo primero que me pareció ver era la imagen de la chica que recibía la sesión flotando por el universo estrellado, suspendida en la oscuridad. Cuando se activó el código Vació la oscura noche se convirtió en la tierra fértil y ella en una semilla. En ese momento sentí que estaba impaciente. Más humana que una semilla. Queriendo actuar, como si le impacientaba ese estado de la semilla que solo “ES”. Que le sería difícil entrar en el “vacío de la semilla” donde se presentan todas las potencialidades pero todavía ninguna de ellas se hace realidad.
Vi como una explosión de luz enceguecedora seguida por una implosión, que conectaba a la chica con ese estado primigenio de la luz, donde todo deja de existir y al mismo existe todo. El estado del vacío luminoso. Luego la chica volvió a ser la semilla. En ese momento se activó por completo y fue bien recibida la energía del Vacío. Me pareció sentir la Tortuga Abuela que de su caparazón creó una maceta que recogía el universo de tierra fértil junto con la semilla en la profunda calma y aceptación en la que se había convertido la chica. Por fin entró en el vació del cual surge toda la vida.

……………
Si quieres saber más sobre la sanación con los Códigos de Luz canalizados por Kai Luz Del Sirio (quantumholoforms.com), escríbeme. Trabajo con el sistema Antares ( la Conciencia Equina- Unicornios y Pegasos) y Turquesa /Zafiro (la Conciencia Cetácea y de las Tortugas).

Eres tal como deberías ser!

Después de pedir permiso para abrir canal de comunicación vi a C. tejiendo, en un telar antiguo. La tela era de color rojo como el de Jaspe Rojo. A su lado estaba sentado un hombre que tenía el aspecto del alguien que le ayudaba a tejer. Sentí que esa era la energía del Jaspe rojo. Se dirigió a C.: “Sabias que los grandes tejedores siempre dejan un nudo mal hecho? Sabes porque lo hacen? Pienso es justo ese nudo mal hecho que les da la belleza. Mírame! Ves que tengo unas líneas. Alguno podría decir que son imperfecciones mías. Y para mí son las perfecciones.” El hombre Jaspe se rió y siguió hablando: “Te enseñare a ver tus defectos, tus errores como a una gran regalo de la vida. Teje tu vida! Téjela tan imperfecta como puedes! Y ríete de todos que no aprecian esa verdadera belleza tuya.” Me parecía que la energía del Jaspe se centró en su primer chacra, abrazando todos los recuerdos la infancia cuales habían condicionado a C. Todas las palabras que en ese momento hacían que no apreciaba su belleza imperfecta tal como debería. Jaspe continuó: “Tus familiares hicieron lo mejor que podían y sabían pero es verdad que eso ahora no de teja verte tal como deberías, es decir de gran belleza. Teje tu vida perdonando todas las palabras que te han herido! Teje tu vida perdonándote que lo has creído!. Eres tal como debería ser. Bella!”
C. siguió tejiendo introduciendo más colores. Detrás de ella sentí una energía bastante densa. La pregunté quién era y me pareció sentir algo como “Ángel Negro. En ese momento se activó la energía del Granate. Creó una gran esfera impenetrable de su color. La creó durante una explosión que alejó ese energía densa a gran distancia. La esfera disminuyo manteniendo a C. rodeada por su energía protector de color rojo intenso. Mientras tanto C. seguía tejiendo. Era como si Granate podía trabajar a un nivel vibratorio diferente creando una protección muy poderosa sin desequilibrar o preocupar a C.. Gracias a la cálida energía del Granate, la tela tejida por Lucia obtuvo todavía más colores. Me pareció que el Granate le dijo simplemente: “Te abrigaré”.
La energía de ese colgante es como un amoroso abrazo. Una gran protección que mantiene a raya las energías desequilibrantes y que al mismo tiempo deja la libertad de tejer su propia vida. Borrando lo que no le sirve para potenciar todo lo bonito y bueno a su alrededor.
…………………………….
Si deseas que vaya en busca de los minerales que resuenan con tus necesidades o te apetece conocer el mensaje de alguna piedra, escríbeme.
#tesorosdelatierra, #piedrasquehablanysanan, #piedrasquehablan#piedrasquesanan

Caperucita Roja

Durante las sesiones de códigos de luz percibo imágenes cuales, estoy segura, ayudan a las personas en el proceso de integración de sus energías. La última vez trabajando con el sistema Turquesa que es la conciencia cetácea, primero me pareció ver como el chico quien recibía la sesión se convertía en un Canto Grial gracias al Código Despertar Cristales y luego lo vi en la montaña disfrazado de Caperucita Roja. Era divertido, porque llevaba la ropa de la montaña es decir pantalones, botas etcétera y encima de todo eso, la falda con un delantal y por supuesto un pañuelo rojo en la cabeza. En el cesto llevaba las esferas del Código Unificando Corazones, para sembrarlos por el mundo, y en la otra mano un tipo de látigo hecho del Código Alineación Ruta Neuronal. Pensé que estaba a punto de una iniciación. Que para poder sembrar amor tenía que afrontar sus miedos, sus lobos, que le esperaban en el bosque. Pero tenía consigo el equilibrio de mental, estabilidad interior que nos ofrecen los delfines a través del código Alineación Ruta Neuronal. Luego encontré esa carta de Caperucita Roja que representaba Inocencia! Pues, a por ella!!! A por nuestra Inocencia, acompañados por la Conciencia Cetácea!!!
……………
Si quieres saber más sobre la sanación con los Códigos de Luz canalizados por Kai Luz Del Sirio (quantumholoforms.com), escríbeme. Trabajo con el sistema Antares ( la Conciencia Equina- Unicornios y Pegasos) y Turquesa /Zafiro (la Conciencia Cetácea y de las Tortugas).

Rostro humano

“El rostro humano es portador y expositor del misterio de la vida individual. Desde él, el mundo privado e interno de la persona se proyecta al mundo anónimo. Es el punto de encuentro de dos territorios desconocidos: la infinitud del mundo exterior y el mundo interior inexplorado al que unicamente el individuo puede acceder. Éste es el mundo nocturno que se halla más allá de la luminosidad del rostro.”
“ANAM CARA. El libro de la sabiduría celta” de John O´Donohue.